Empresas

Alonso Quintana apuesta por diversificar ICA y hacerla más rentable

10 febrero 2014 4:35 Última actualización 09 septiembre 2013 5:2

[Al ejecutivo le tocó el cambio de gobierno y con ello, el retraso del gasto, lo que afectó los ingresos del grupo / Cuartoscuro] 


 
 
Ana Valle
 
 
Desde su llegada a la dirección general de ICA, en julio de 2012, Alonso Quintana Kawage, ha buscado tener una empresa con una amplia diversificación, decidida a monetizar activos maduros, mejorar su rentabilidad y más volcada a proyectos en el extranjero.
 
 
El joven ejecutivo, hijo de Bernardo Quintana, relevó a José Luis Guerrero Álvarez en un momento estacionalmente positivo para el sector de la construcción, que además estuvo conjugado con el final de sexenio y el mayor gasto público que ello implica. Sin embargo, tras este entorno llegó un arranque de 2013 más lento de lo esperado por un retraso en la presentación del programa de infraestructura y los cambios en la política de vivienda.
 
 
“ICA ha sido muy dependiente de los ciclos del gobierno y lo que ello implica, como un menor ritmo de construcción en el primer año de cada nueva administración”, dijo Marco Medina, analista de Ve por Más Casa de Bolsa.
 
 
Ante este escenario, Alonso Quintana ha empezado a imprimir su sello personal a la empresa. Como no se había visto en muchos años, ICA ha tenido una mayor inclinación a deshacerse de activos maduros y en reconfigurarlos como lo llama la propia compañía, destacaron expertos.
 
 
“(La firma) tiene un enfoque mucho más basado en la disponibilidad de recursos y en tratar de balancear los usos y aplicaciones a fin de enfrentar el nuevo entorno, dado que en los siguientes meses se espera que el sector de la construcción esté muy enfocado a la participación de la iniciativa privada”, consideró Carlos Hermosillo, subdirector de Análisis Bursátil de Banorte-Ixe.
 
 
ICA decidió poner a la venta su participación en la Red de Carreteras de Occidente (RCO), operación de la que obtuvo 5 mil 73 millones de pesos y que concretó el mes pasado. Además, a principios de julio lanzó una oferta de acciones de Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA), de que levantó 2 mil 760 millones de pesos.
 
 
Edgar Castillo, profesor investigador de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, explicó que se trata de una estrategia de crecimiento vía rotación de activos no necesarios para elevar la rentabilidad. “Si tienes menos activos, los haces más eficientes y las ventas le dan mayor rotación”, agregó.
 
 
Los recursos de ambas transacciones se destinó al pago de deuda, que no está asociada a proyectos de construcción y que en mayo había sido motivo de la degradación de su calificación por parte de Moody’s y Standard & Poor’s, argumentando un elevado riesgo de liquidez. Al cierre de junio del 2012 los vencimientos de deuda de corto plazo de la constructora representaban 2.2 veces el efectivo que tenía en caja y para el mismo mes del 2013 significaban 4.1 veces.
 
 
El recorte en la calificación de la deuda, el incremento del pasivo y un mal reporte de resultados del segundo trimestre de 2013 provocó una caída de 100 por ciento en el precio de los títulos de ICA desde su máximo de 42 pesos alcanzado en marzo. Y en lo que va del año acumulan una pérdida de 17 por ciento de su valor.
 
 
Si bien en el primer semestre del 2013 los ingresos por construcción del grupo cayeron 36 por ciento y el flujo de operación 66 por ciento, los expertos esperan que los resultados comiencen a mejorar hacia adelante. La decisión de monetizar sus activos dejó a ICA con un portafolio diversificado, acorde a lo que apuntan los planes de infraestructura del gobierno de Peña Nieto, consideró Medina.
 
 
Hermosillo dijo que por los tiempos será difícil que salgan muchas licitaciones este año, pero consideró que la compañía de Alonso Quintana está preparada para participar en todo tipo de proyectos, desde los carreteros hasta ferroviarios. “Es una empresa que sin problema puede dar frente a la parte ferroviaria, hidroeléctrica y de energía”, agregó Castillo.
 
 
 
Crecimiento en el exterior, la otra estrategia
 
 
Otra de las metas de Alonso Quintana es elevar la participación de ICA en el exterior, proceso que aún camina a paso lento. La empresa adquirió en junio del año pasado San Martín Contratistas Generales en Perú, con la que ya realizó contratos por minería y servicios por 8 mil 166 millones de pesos. Al cierre del 2012 los proyectos en el exterior representaban 15 por ciento del total del segmento de construcción de la firma y al cierre de junio de 2013 apenas se elevó a 16 por ciento. “Es una buena estrategia diversificarse a otros países, aunque los beneficios podrían verse en el mediano plazo”, indicó Medina de Ve por Más Casa de Bolsa.