Empresas

Alfa pide régimen fiscal “tipo americano”

El presidente del consejo de la firma, Armando Garza Sada considera que para que la reforma energética funcione bien, se deben homologar las condiciones fiscales del país con las de Estados Unidos.
Sonia Coronado/ corresponsal
27 febrero 2014 20:37 Última actualización 25 marzo 2014 18:57
Alfa

Armando Garza Sada, presidente del Consejo de Alfa. (El Financiero)

MONTERREY.- El régimen fiscal mexicano debe crear condiciones similares o comparables al de Estados Unidos, para que éste sea atractivo a las empresas extranjeras del sector energético que quieran participar en la extracción de “shale gas”, recomendó
Armando Garza Sada, presidente del Consejo de Alfa
.

“Para que la reforma funcione hay que homologar las condiciones, sin duda el “gas lutita”, también conocido como “shale gas” requiere condiciones fiscales comparables a las de Estados Unidos para que sea atractivo para las empresas que vengan”.

El directivo dijo que el éxito de la zona de Eagle Ford Shale, en Texas, se debe a que su régimen fiscal le permite a las empresas reinvertir sus utilidades, “un régimen así, sería ideal para México, para fomentar el que la reforma, no sólo arranque bien, sino que se acelere”.

Entrevistado al concluir la Asamblea Anual de Accionistas de ALFA, Garza Sada dijo que la empresa ya hizo extensiva una invitación a su socio Pioneer Natural Resources, en Texas, para participar de manera conjunta en los proyectos energéticos del país, pero aún mantiene en análisis, la decisión.

Sobre el plan de inversión en proyectos energéticos, por mil millones de dólares, en el país y en un plazo indefinido, aclaró que “puede ser menor en función de la calidad de la regulación secundaria. La calidad de la regulación determinará nuestro entusiasmo”, añadió.

Además se dijo confiado en que la economía mexicana crecerá por encima del seis por ciento.

“Tengo un optimismo moderado en México, durante 2014, pero de ahí en adelante veo crecimiento notable para México. Si la reforma se hace bien, puede crecer arriba del seis por ciento durante el sexenio”, dijo.

Durante la asamblea anual Álvaro Fernández Garza, director general de la compañía, hizo un recuento de las principales estrategias y actividades que realizaron las subsidiarias Sigma, Nemak, Alpek, Alestra y Newpek.

Entre ellas destacó la compra de la procesadora de alimentos española Campofrío, por parte de Sigma; la construcción de una planta de cogeneración de energía en Veracruz de Alpek; la inauguración de quinto centro de datos de Alestra y, la apertura de la segunda planta de Nemak en China.

Algunos de los proyectos en los que trabajarán durante 2014 las compañías, están la construcción de una fábrica de monoblocks y cabezas de motor en Rusia, donde invertirá 80 millones de dólares; en ese mismo país, también se invertirían 78 millones de dólares en una planta productora de PET PTA; mientras que en el sector de alimentos se concentrarán en la integración de la recién adquirida Campofrío, y estudiarán nuevos segmentos de mercados y áreas geográficas.

En el campo de energía, la firma se mantendrá a atenta a las oportunidades que le pueda presentar las leyes secundarias, de la reforma energética para analizar los proyectos donde participará.