Empresas

Alemania incentivará uso de autos eléctricos con descuentos por mil mde

Los compradores de autos eléctricos recibirán un descuento de 4 mil euros, mientras que los compradores de vehículos híbridos tendrán un incentivo de 3 mil euros, así acordaron ministros del Gobierno y representantes de Volkswagen, Daimler y BMW.
Reuters
27 abril 2016 9:47 Última actualización 27 abril 2016 10:39
auto eléctrico

(Blooomberg)

BERLÍN.- Alemania dará inicio a un nuevo plan de incentivos por unos mil millones de euros (mil 130 millones de dólares) para que más consumidores compren automóviles eléctricos y de ese modo cumplir con su meta de llevar un millón de ellos a sus carreteras hacia el fin de la década.

El costo de los incentivos, similares a los establecidos en otros países europeos, serán compartidos en forma equitativa entre el Gobierno y los fabricantes de automóviles para vender 400 mil autos eléctricos adicionales, dijo hoy miércoles el ministro de Transportes, Alexander Dobrindt.

Actualmente, Alemania (el mayor mercado automotor de Europa), tiene sólo unos 50 mil vehículos que funcionan sólo con baterías e híbridos recargables entre los 45 millones de automóviles que usan sus carreteras.

En virtud de los planes, acordados el miércoles por la mañana entre ministros del Gobierno y representantes de Volkswagen, Daimler y BMW, los compradores de autos eléctricos recibirán un descuento de 4 mil euros, mientras que los compradores de vehículos híbridos tendrán un incentivo de 3 mil euros.

"Con esto creemos que seremos capaces de dar un empujón para mover rápidamente el número de (ventas de) autos (eléctricos) a un nivel considerable", dijo el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble.

1
 300 millones de euros en estaciones de recarga

 

auto eléctrico

El ministro afirmó que el programa incluye un gasto de 300 millones de euros en estaciones de recarga y que podría comenzar tan pronto como en mayo, y agregó que el Gobierno estaba estudiando nuevas medidas como incentivos fiscales para hacer que los autos eléctricos resulten más atractivos.

Ejecutivos de la industria automotriz han pedido en reiteradas oportunidades a Alemania que introduzca incentivos para impulsar la demanda por autos eléctricos.

Aunque el escándalo de las emisiones de Volkswagen ha ayudado a exponer los inconvenientes de la fuerte dependencia europea de los vehículos diésel, países como Noruega y Holanda se han convertido en un modelo sobre cómo conseguir que los consumidores abracen los vehículos eléctricos, pese a que aún son caros y tienen una autonomía limitada.

: