Empresas

Alcoholímetro, inspecciones e impuestos impactan ventas de restauranteros en 2013

01 febrero 2014 10:7 Última actualización 19 diciembre 2013 16:28

 
Gabriela Chávez
 
GUADALAJARA, Jal.- Restauranteros temen perder 30 mil de los 80 mil empleos formales del sector en la Zona Metropolitana de Guadalajara por la agresividad de la campaña del alcoholímetro indicó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) Jalisc, Juan José Tamayo Dávalos.
 
Si bien confían en el relanzamiento de la campaña para evitar que conductores manejen tomados, “por lo pronto las ventas perdidas en la presente temporada navideña no las vamos a recuperar”, lamentó.
 
Tradicionalmente las posadas y las comidas decembrinas solían repuntar hasta 80 por ciento, en cambio actualmente sufren una baja de entre 30 y 40 por ciento en los establecimientos, fenómeno que atribuyen a la desinformación sobre las sanciones de la ley Salvando Vidas.
 
Aclaró que el gremio no está en contra de la disposición ni de que los conductores tomen conciencia de no manejar alcoholizados, pero advirtió que la falta de “socialización” de esta iniciativa provocó efectos perversos.
 
Entre ellos mencionó el abuso del cobro de taxistas, la proliferación de empresas clandestinas de transporte y hasta personas que a cambio de dinero ayudan a pasar los retenes para evitar el alcoholímetro.
 
Otras medidas que lesionaron al sector son los operativos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), aunque el dirigente de la Canirac reconoció que la delegación estatal muestra “sensibilidad” para facilitar a las empresas el cumplimiento de la normatividad.
 
Adicionalmente Tamayo mencionó el problema del crecimiento de la informalidad, en contraste con el endurecimiento para los contribuyentes cautivos, pues contrario a la petición de aumentar la deducibilidad en restaurantes, Hacienda bajó de 12.5 a 8.5 por ciento el porcentaje para deducir este tipo de gastos.