Empresas

Airbus hace alianza con Bombardier y se anota victoria ante su rival Boeing

La fabricante europea de aviones llegó a un inusual acuerdo con la canadiense, lo que podría ayudar a Bombardier a evitar los altos impuestos estadounidenses que la llevaron al borde de la bancarrota y a salvar miles de empleos. 
AP
17 octubre 2017 20:18 Última actualización 17 octubre 2017 20:18
El acuerdo es una de las pocas buenas noticias para Airbus, que enfrenta investigaciones de corrupción. (Bloomberg)

El acuerdo es una de las pocas buenas noticias para Airbus, que enfrenta investigaciones de corrupción. (Bloomberg)

PARÍS.- Airbus se anotó una victoria en su rivalidad con Boeing mediante un acuerdo al otro lado de la frontera estadounidense.

La fabricante europea de aviones llegó a un inusual acuerdo sin costo con la canadiense Bombardier, lo que elevó el precio de sus acciones, mejoró las perspectivas de ambas empresas en Asia y salvaría miles de empleos de Bombardier desde Quebec hasta Irlanda del Norte.

También podría ayudar a Bombardier a evitar los altos impuestos estadounidenses que la llevaron al borde de la bancarrota. El anuncio de este lunes por la noche le da a Airbus una participación mayoritaria en los jets de pasajeros Serie C, y algunos aviones de esa serie serán construidos en una planta de Airbus en Mobile, Alabama.

La estadounidense Boeing dijo que fue un acuerdo cuestionable entre dos competidores subsidiados por sus países.

Es una de las pocas buenas noticias que ha tenido últimamente Airbus, que enfrenta investigaciones de corrupción en Gran Bretaña, Francia y Austria. Las acciones de Airbus aumentaron 4.8 por ciento este martes en París para cerrar en 80.79 euros.

El CEO de Airbus, Tom Enders, aseguró a los inversionistas que el trato ahorrará dinero a las dos empresas al combinar las cadenas de suministro y producción. Sostuvo que aumentará el atractivo de la Serie C, a la que le ha costado encontrar compradores.

“Esto nos coloca en una posición excelente... sin costo, sin riesgo”, dijo Enders. Añadió que permitirá a Airbus ampliar sus actividades en China y “reforzar nuestra presencia industrial global”.

A pesar de que Airbus rechazó un acuerdo con Bombardier hace tres años, Enders dijo que Airbus ahora confía más en las aeronaves Serie C y en su propia capacidad para aceptar una nueva línea de producción.

Recientemente, el Departamento de Comercio estadounidense impuso fuertes aranceles contra Bombardier, a la que acusó de vender sus aviones Serie C por debajo del costo y de recibir subsidios del gobierno. Anunció que impondría un arancel de 80% adicional a otro de casi 220%. La medida fue un triunfo para Boeing, que presentó la denuncia.

Airbus, en su larga guerra comercial con Boeing, sostiene que la empresa estadounidense recibe exenciones impositivas ilegales que equivalen a subsidios y atentan contra la competencia.

El año pasado, Delta Air Lines anunció una orden de compra de 76 aviones Serie C — con un precio de venta de 5 mil 600 millones de dólares, aunque a menudo las aerolíneas obtienen grandes descuentos — y una opción para adquirir otras 50 aeronaves. El director general de Delta, Ed Bastian, dijo la semana pasada que su aerolínea nunca pagaría los impuestos propuestos, pero expresó su confianza en que, de alguna manera, Delta obtendría sus aviones incluso si se demora la entrega, la cual está programada para iniciar el próximo año.

Los aviones Serie C, que tienen entre 100 y 150 asientos, son más grandes que las llamadas aeronaves comerciales regionales, pero más pequeños que los populares Boeing 737 y Airbus A320. El tamaño utilizable sólo en algunos mercados y las dudas sobre la capacidad de Bombardier para competir con rivales más grandes han creado dudas sobre sus ventas.

El acuerdo con Airbus “parece un movimiento inteligente por parte de Bombardier para salvar su programa”, dijo Cai von Rumohr, analista de Cowen and Co. Agregó que la cadena de suministros de mayor tamaño de Airbus y su planta de ensamblaje de bajo costo en Alabama podrían producir ahorros y evitar aranceles estadounidenses.