Empresas

AICM dice que recuperó administración de espacios comerciales; Fumisa desmiente fin de contrato

01 febrero 2014 3:10 Última actualización 01 enero 2014 15:47

  [El AICM arrendará de forma directa todos los espacios comerciales tras terminar el contrato con FUMISA./Cuartoscuro]  


 
Redacción
El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México arrendará de forma directa todos los espacios comerciales en la Terminal 1.
A través de un comunicado se informó que tras el contrato que sostenía el aeropuerto con la empresa Fumisa y que concluyó el 31 de diciembre de 2013, los espacios comerciales fueron recuperados por el gobierno Federal.
"Los espacios del aeropuerto son bienes de dominio público de la Nación y a la conclusión del contrato están de nueva cuenta en posesión del AICM, quien es el concesionario del aeropuerto, los terrenos y construcciones que lo integran, y actualmente el único facultado para arrendar los espacios comerciales", señala el escrito.
 
Fumisa desmiente fin de contrato
 
Sin embargo, la compañía rechazó que su contrato con el aérodromo haya terminado.
 
"Fumisa informa y aclara que su contrato con el AICM se encuentra vigente y surtiendo plenos efectos legales. De acuerdo a dicho contrato, su vencimiento está sujeto a que Fumisa reciba el retorno de su inversión a la tasa de rendimiento que acordó con el AICM, la cual  no ha sido alcanzada y a la resolución final de las controversias legales que existen pendientes de resolver entre Fumisa y el AICM por la autoridad judicial", señala un comunicado enviado por la empresa.
 
Fumisa asegura que el Juez Vigésimo Noveno de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal estableció en abril de 2013 que la empresa y sus subarrendatarios pueden ejercer sus derechos sobre los locales.
 
La empresa reclama que la tasa de retorno pactada en el contrato con el AICM no ha sido alcanzada, por lo que debe seguir operando tanto los locales comerciales, como el estacionamiento y 11 pasillos telescópicos.
 
Si esto no es posible, entonces está pendiente que una autoridad judicial determine el monto de compensación que debe cubrir el AICM a la empresa, señala Fumisa.
 
"Cualquier contrato de arrendamiento que se llegase a celebrar directamente entre el AICM y los subarrendatarios de Fumisa, así como el condicionamiento del acceso de Fumisa y sus subarrendatarios a los locales comerciales por parte del AICM son una violación a las resoluciones judiciales vigentes", dice el comunicado de Fumisa.
 
El AICM aclaró que a partir de hoy,  1 de enero de 2014, ha celebrado contratos con los arrendatarios y continuará la formalización de los mismos con quienes aún no regularizan su situación.
 
La inmobiliaria trabajó en la ampliación de la Terminal 1 del AICM entre 1991 y 2006 y acordó con éste el pago de sus obras a través de la operación de locales comerciales, el estacionamiento y pasillos telescópicos.
 
Fumisa invirtió hasta 2006, mil 200 millones de pesos, que a valores actuales representa 4 mil 900 millones, estima la empresa.