Empresas

Agua y puertos ‘construyen’ gran crecimiento a GMD

Grupo Mexicano de Desarrollo dejó de depender de la construcción para crecer, al día de hoy la operación integral de sistemas de agua en Cancún y del manejo de puertos representan el 77 por ciento de sus ingresos.
Ana Valle
22 diciembre 2015 21:20 Última actualización 23 diciembre 2015 4:55
GMD posee el 50.1% de participación en el sistema de agua de Cancún.

GMD posee el 50.1% de participación en el sistema de agua de Cancún. (Especial)

La empresa que construyó una de las principales carreteras del país, la Cuernavaca-Acapulco y algunos tramos de la Durango-Mazatlán, Grupo Mexicano de Desarrollo (GMD), hoy no depende más de la construcción para crecer, su negocio principal giró a la operación de infraestructura hidráulica y puertos.

La empresa que preside Jorge Eduardo Ballesteros hoy obtiene 77 por ciento de sus ingresos de la operación integral de sistemas de agua en Cancún y del manejo de puertos como el de Altamira, Tamaulipas, cuando hace 5 años, su negocio principal era la construcción, que representaba el 46 por ciento de sus ingresos y actualmente es menos del 20 por ciento.

En 2010, la empresa tenía importantes proyectos de obra pública, entre ellos la autopista Durango-Mazatlán, la carretera Mozimba-Pie de la Cuesta en Guerrero, y la Planta de Bombeo Tláhuac en el Distrito Federal.

Entonces, el grupo buscaba aprovechar las oportunidades del Plan Nacional de Infraestructura del sexenio pasado, por lo que dio más peso al sector de la construcción, de acuerdo con su reporte anual de 2010.

Ahora, el panorama es distinto y cuenta con obras públicas por ejecutar, como casetas de cobro en la carretera La Pera-Cuautla y contratos de conservación carretera para el paquete Veracruz Sur, pero su negocio principal es la operación de concesiones.

Jordi Juvera, analista de construcción de Signum Research, explicó que la operación de concesiones suele tener una rentabilidad de hasta 70 por ciento, mientras que en la construcción es considerablemente inferior; no obstante, destacó que en el largo plazo, conservar cierta proporción de construcción en el negocio ayuda a mejorar los retornos.

La construcción es un sector riesgoso, hay muchos retrasos, no sólo por factores exógenos, sino también por retraso en pagos y la rentabilidad no suele ser la esperada

La operación del sistema de aguas de Cancún es la principal fuente de ingresos de GMD y fue el rubro que mejor desempeño tuvo en el tercer trimestre, al mostrar un crecimiento de 94 por ciento.

GMD tiene el 50.1 por ciento de participación en Desarrollos Hidráulicos de Cancún, que opera la concesión integral de infraestructura hidráulica para abastecimiento, alcantarillado y saneamiento.

Marco Medina, analista de construcción de Ve por Más, destacó que los proyectos concesionados de infraestructura hidráulica cuentan con elementos atractivos para las empresas.

“Las plantas de tratamiento de agua, por ejemplo, tienen contratos de largo plazo que vienen pagando una renta fija, considerando la inversión de la constructora o del operador, la cual se va recuperando con el uso del activo”, señaló el analista.

Medina agregó que si bien en los últimos tres años la construcción no ha tenido la fuerza esperada, aún podría haber ciertas oportunidades, ya que se espera un número importante de obras del Plan Nacional de Infraestructura, que incluyen trabajos menores, remodelaciones y ampliaciones, por ejemplo.

PEQUEÑA, PERO SÓLIDA

La empresa es pequeña si se le compara con otras del sector construcción que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores e incluso baja en bursatilidad, con sólo cerca de 3 mil acciones en circulación.

Cerca del 46 por ciento de las acciones de la emisora están en manos del grupo de control de la misma a través de un fideicomiso, mientras que el resto está pulverizado entre el público inversionista.

A septiembre de 2015, sus ventas sumaron 2 mil 126 millones de pesos, 94, 66, 86 y 76 por ciento menores que las de ICA, Pinfra, OHL México e IDEAL.

Al 22 de diciembre de 2015 tuvo un valor de mercado de 3 mil 799 millones de pesos, y sus acciones acumulaban un alza anual de 216 por ciento, mientras que otras emisoras, como el caso de ICA, llevaban una baja de 80 por ciento, con un market cap de 2 mil 429 millones.

La empresa no sólo se ha dedicado a la infraestructura, sino también al turismo mediante la construcción de resorts vacacionales a través de su subsidiaria GMD Resorts, la cual hasta hace poco cotizaba también el mercado de valores, pero fue absorbida por su matriz.

Da click en la imagen para agrandarla

en solo 5 años