Empresas

Aeroméxico rentaría aviones de Japón

Grupo Aeroméxico busca diversificar sus fuentes de financiamiento, luego de que legisladores estadounidenses no renovaran un programa de créditos que ayuda a las aerolíneas a comprar aviones de Boeing, así una opción que analizan es alquilar aviones de Japón.
Bloomberg
06 agosto 2015 16:41 Última actualización 06 agosto 2015 16:45
Módulo especial Aeroméxico. (Especial)

Módulo especial Aeroméxico. (Especial)

Grupo Aeroméxico SAB está estudiando firmar contratos de alquiler especializados de aviones con Japón luego de que los legisladores estadounidenses no renovaran un programa de créditos que ayuda a las aerolíneas a comprar aviones de Boeing Co., dijeron dos personas con conocimiento del tema.

El nuevo financiamiento, alquileres operativos japoneses con opción a compra, está siendo analizado junto con otras alternativas, señalaron las personas, que pidieron no ser identificadas porque los detalles son privados. Funcionarios de la línea aérea viajaron a Japón en julio para hablar con los inversores, agregaron las personas.

Las dudas acerca de Export-Import Bank de los Estados Unidos, que financiaba parte de una orden de compra de Aeroméxico a Boeing, contribuyen a fomentar la evaluación de otras formas de financiar las entregas futuras en la aerolínea más grande de México. El máximo responsable ejecutivo Andrés Conesa declaró en una llamada en conferencia del 22 de julio que quería “diversificar nuestras fuentes de financiamiento”.

Carlos Torres, portavoz de Aeroméxico de Ciudad de México, no respondió los pedidos de comentarios sobre los planes de la empresa de transporte aéreo.

Los Jolcos, como se denomina a los alquileres japoneses, ofrecen a los inversores descuentos sobre los gastos de depreciación conforme al código tributario del país, según George Ferguson, analista sénior de aerolíneas de Bloomberg Intelligence. Habitualmente se los utiliza para financiar aviones nuevos y dar a los arrendatarios una opción de compra en forma temprana.

INTERÉS EN LOS JOLCOS

Copa Holdings SA de Panamá y Ryanair Holdings Plc de Dublín son dos de las líneas aéreas que han buscado u obtenido Jolcos. En esas transacciones, un arrendador japonés compra un avión y lo alquila a una aerolínea, según la publicación de este sector industrial Airfinance Journal.

La búsqueda de alternativas de Aeroméxico tiene lugar luego de su acuerdo de 2012 de comprar cien aviones Boeing en lo que en ese momento fue la mayor orden de compra de aeronaves de México. La empresa vendió 196 millones de dólares en bonos con garantías de Ex-Im en febrero para financiar dos Dreamliners 787 de Boeing. Aeroméxico también recurrió a bonos respaldados por Ex-Im para refinanciar aviones en 2013.

Esa opción podría no estar a su disposición por mucho tiempo. Si bien el Senado de los Estados Unidos votó a favor de renovar el financiamiento de Ex-Im hasta septiembre de 2019 luego de que venciera el acta constitutiva del banco el 30 de junio, la Cámara de Representantes entró en receso sin hacerlo ante la oposición de los republicanos conservadores.

Quienes apoyan al banco están tratando de reactivar el programa asegurando que es crucial para que exportadores como Boeing, con sede central en Chicago, puedan vender aviones en el extranjero. Los detractores de Ex-Im sostienen que el financiamiento respaldado por el gobierno sólo beneficia a unas pocas grandes empresas que no necesitan ayuda.

“Aun cuando se dé una nueva autorización a Ex-Im, creemos que es conveniente evaluar otras posibles fuentes de financiamiento”, dijo Conesa en la llamada en conferencia.