Empresas

Acuerdo AT&T-DirecTV pone a prueba 24 años de alianza con Slim

Después de haber sido aliadas desde 1990, las firmas serán ahora competidoras en los mayores mercados de la región latinoamericana. Sin embargo, el CEO de AT&T aseguró que se encuentra en buenos términos con el empresario mexicano. 
Bloomberg
19 mayo 2014 19:2 Última actualización 19 mayo 2014 19:2
Carlos Slim

Carlos Slim

La adquisición de DirecTV por parte de AT&T Inc. también pone fin a la inversión de la compañía en América Móvil SAB, al tiempo que crea una competidora más fuerte para la firma proveedora de telefonía móvil que le dio acceso al mercado de crecimiento más rápido de América Latina durante más de dos décadas.

DirecTV compite con América Móvil, que tiene sede en la Ciudad de México y cuenta con 18 millones de abonados en Latinoamérica, en la venta de televisión paga y servicios de Internet en países como Brasil y Colombia.

La transacción pondrá a prueba una relación que se remonta a la década de 1990 entre el multimillonario propietario de América Móvil, Carlos Slim, y el máximo responsable ejecutivo de AT&T, Randall Stephenson.

Si bien Stephenson dijo que permanecen en buenos términos, competirán por usuarios en los mayores mercados de la región, entre ellos México y Brasil.

Es probable que el acuerdo también congele las ambiciones de Stephenson de sumarse a Slim como aliado en Europa, dijo Walt Piecyk, un analista de BTIG LLC.

“Esto no sólo pone fin a una larga y estrecha relación, sino que, dado lo conservadora que ha sido DirecTV en su estrategia latinoamericana, Slim podría enfrentar ahora grandes desafíos en mercados clave”, dijo Piecyk. 

En busca de facilitar la aprobación de los organismos reguladores de la adquisición realizada por 48 mil 500 millones de dólares, AT&T dijo que retirará su participación de 8 por ciento en América Móvil y que dispondrá la inmediata renuncia de los dos miembros que tiene en la junta directiva de AMóvil.

ESTRECHA AMISTAD

Una participación de 8 por ciento en América Móvil tendría un valor de aproximadamente 74 mil 400 millones de pesos (5 mil 760 millones de dólares) según el cierre de la semana pasada.

La oferta por DirecTV da a las operaciones latinoamericanas, que representan alrededor de 25 por ciento de las ganancias operativas ajustadas de DirecTV antes de depreciación y amortización, un valor de unos 12 mil millones de dólares.

AT&T, que tiene sede en Dallas, ha mantenido una participación en América Móvil por alrededor de 24 años. Su predecesora, Southwestern Bell Corp., contribuyó a la privatización de Slim de la compañía telefónica estatal en 1990.

Años antes de convertirse en máximo responsable ejecutivo, Stephenson fue ejecutivo de SBC en la Ciudad de México, en cuya condición administró la inversión mexicana y trabajó directamente con Slim, proceso en el cual se generó una estrecha amistad personal entre ambos.

“Juntos creamos mucho valor para nuestros accionistas”, dijo hoy Stephenson, que tiene 54 años, en una conferencia telefónica.

“Hemos cambiado el comercio y el bienestar de los países de América Latina mediante la introducción de banda ancha. América Móvil ha invertido en un nivel que supera cualquier otro en la región”.