Empresas

Activos de Holcim-Lafarge, tentadores para Heidelberg y CRH

Los activos que se pondrán a la venta representan alrededor de mil millones de dólares de ganancias que Holcim y Lafarge, las dos mayores empresas de la industria cementera.
Bloomberg
21 abril 2014 11:45 Última actualización 21 abril 2014 11:55
Industria cementera

Rolf Soiron presidente del consejo de administración de Holcim y Bruno Lafont presidente y CEO de Lafarge. (Reuters/Archivo)

Una vez que Holcim y Lafarge SA comiencen a deshacerse de activos en todo el mundo para completar su fusión de 40 mil millones de dólares, los productores de cemento de Europa a los Estados Unidos probablemente empiecen a presentar sus ofertas.

Los activos que se pondrán a la venta representan alrededor de mil millones de dólares de ganancias que Holcim y Lafarge, las dos mayores empresas de la industria cementera, podrían trasvasar para complacer a los reguladores antimonopolio de un puñado de países.

Si bien dos tercios de las enajenaciones de activos tendrán lugar en Europa, los analistas pronostican que algunas de las plantas de cemento y empresas de áridos para construcción de los Estados Unidos y Canadá también serán objeto de desinversión.



Los probables ofertantes por las cementeras norteamericanas podrían incluir a HeidelbergCement AG y Titan Cement de Europa y a Cemex de México, según Susquehanna International Group LLP. CRH, compañía irlandesa que realiza la mitad de sus ventas en Estados Unidos, es otro pretendiente lógico, dijo Thompson Research Group.

En el caso de los áridos, que son piedras molidas, grava y arena, los posibles compradores son Vulcan Materials y Martin Marietta Materials, así como firmas de capital riesgo, según en qué ciudad se encuentren los activos, explicaron los analistas.

“Algunos de estos son activos de alta calidad que no salen a la venta con mucha frecuencia, de modo que prácticamente todos los que son parte de la industria pensarán si les conviene hacerse de ellos”, dijo Ian Osburn, analista de Cantor Fitzgerald LP en Londres, en una entrevista telefónica. “La puja será competitiva. Esta fusión podría cambiar las reglas de juego, de modo que muchas cabezas se pondrán a pensar en cuál será la situación de la industria en adelante”.

DESINVERSIÓN POR MIL 100 MILLONES DE DÓLARES

Holcim, con sede central en Jona, Suiza, y Lafarge de París confirmaron sus planes de fusionarse este mes. Los términos del acuerdo incluyen canjear una acción de Holcim por una de Lafarge, lo que valuaba la operación en 29 mil millones de euros la semana pasada, incluida la deuda neta.

Previendo el examen de los entes reguladores, las compañías planean realizar una desinversión del 10 por ciento al 15 por ciento de sus utilidades combinadas antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (Ebitda, por sus siglas en inglés), lo que, según Holcim, equivale a alrededor de mil millones de dólares. Además de vender activos en Europa, donde las empresas tienen su sede central, estas también podrían deshacerse de activos en Canadá, Estados Unidos, Brasil, India y China, dijo el máximo responsable ejecutivo de Lafarge Bruno Lafont, que dirigirá la entidad fusionada.

El total de desinversiones podría llegar a 7 mil millones de euros, es decir, 9 mil 700 millones de dólares, o unas ocho veces el Ebitda que calculó Harry Goad, analista de Credit Suisse Group AG en Londres, en un informe del 10 de abril.