Empresas

Acereros piden amparo ante ley de transición energética

Con esta ley, las empresas deben consumir 8 por ciento de su electricidad de fuentes renovables, e ir subiendo año con año este porcentaje, lo que industriales consideran, viola las garantías constitucionales.
Reuters
24 febrero 2016 14:38 Última actualización 24 febrero 2016 14:48
acero

(Bloomberg)

La Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) impuso una demanda de amparo en el Juzgado Noveno en Materia Administrativa en el Distrito Federal contra la Ley de Transición Energética.

En un comunicado, la organización que conglomera a los principales productores de acero del país destacó que dicho ordenamiento viola principios y garantías constitucionales y legales en detrimento de la industria del país.

“El sector considera que en su contenido actual el ordenamiento sobrepasa un esfuerzo racional en la materia, es desproporcionado frente a los compromisos asumidos por otras naciones con mayor incidencia en el cambio climático, y generará una importante pérdida de competitividad en la industria mexicana”, refiere el sector.

La ley de transición energética se refiere a que las empresas deben consumir 8 por ciento de su electricidad de fuentes renovables, e ir subiendo año con año este porcentaje en beneficio del medio ambiente.

“Las empresas siderúrgicas que operan en México, que invirtieron más de 5 mil millones de dólares en materia ambiental en el último lustro, están comprometidas con el cuidado del entorno y han sido firmes impulsoras de las reformas en energía; sin embargo, este ordenamiento es desproporcionado”, remarcó la cámara.

Dicen que de acuerdo a información del Inventario Nacional de Emisiones de Gases Efecto Invernadero 1990-2010, el 22.2 por ciento de las emisiones son provocadas por el transporte, seguido por las industrias de la energía con el 21.8 por ciento; mientras que la manufactura y la industria de la construcción (cuya competitividad resultaría mayormente afectada por la ley de transición energética) tienen una contribución del 7.6 por ciento, lo que incluso sumado a las emisiones por procesos industriales (8.2 por ciento) es menor a la contribución que hacen las otras dos industrias por sí solas.

“La Canacero reitera la necesidad de realizar un análisis amplio y serio sobre la ley y sus efectos en corto, mediano y largo plazo, de manera que sin menoscabo de cumplir los compromisos ambientales internacionales asumidos por el país, el esfuerzo por lograr la reducción de emisiones sea más equitativo con el peso real de México en el problema global y, además, que internamente se abra un abanico de opciones que incorpore a otros sectores altamente generadores de emisiones”, apuntaron.

--

: