Empresas

Accionistas de VW piden reformas tras acuerdo con EU por pago de multas

La automotriz alemana se declaró culpable en Estados Unidos y accedió a pagar 4 mil 300 millones de dólares en multas el miércoles, por lo que inversores cuestionaron el pago de bonos a ejecutivos. 
Reuters
12 enero 2017 7:48 Última actualización 12 enero 2017 8:32
VW

Volkswagen aún enfrenta demandas de cerca de 20 estados de Estados Unidos y de inversores en el país. (Bloomberg)

FRÁNCFORT.- Inversores de Volkswagen exigieron reformas y cuestionaron el pago de bonos a ejecutivos, después que la automotriz admitió haber incurrido en delitos al manipular pruebas de emisiones en vehículos diésel en Estados Unidos y que fiscales de ese país acusaran a seis actuales y exgerentes por el escándalo.

El miércoles, la firma alemana acordó pagar 4 mil 300 millones de dólares en multas civiles y criminales en un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, la penalidad más alta impuesta jamás sobre una automotriz.

Volkswagen (VW) admitió que alrededor de 40 empleados de sus marcas Volkswagen y Audi borraron miles de documentos en un esfuerzo por ocultar a las autoridades estadounidenses el uso sistemático de dispositivos para manipular pruebas de emisiones en motores diésel.

Esa escala de irregularidades llevó a algunos inversores a pedir que se apliquen profundas reformas.

"Lo que es más preocupante (...) es el patrón de engaño, tanto en el desarrollo como en el perfeccionamiento de los dispositivos de adulteración, así como la obstrucción deliberada de la investigación posterior", comentó Annie Bersagel, asesora para inversiones responsables de la empresa noruega de seguros Kommunal Landspensjonskasse (KLP).

Volkswagen aún enfrenta demandas de cerca de 20 estados de Estados Unidos y de inversores en el país y pasará años recomprando o reparando casi 580 mil vehículos contaminantes en ese territorio.

Además, enfrenta quejas de clientes en Europa y Asia tras admitir que hasta 11 millones de vehículos en todo el mundo podrían tener instalados programas para adulterar pruebas de emisiones.

El escándalo ha costado a Volkswagen hasta 22 mil millones de dólares sólo en Estados Unidos en acuerdos con dueños, reguladores, estados y concesionarias. Pese a las multas, la compañía ha seguido pagando bonos a su alta gerencia.

En total, han sido acusados seis gerentes actuales y previos de Volkswagen, incluyendo a Heinz-Jakob Neusser, ex jefe de desarrollo de la marca Volkswagen. Cinco de ellos están en Alemania y no está claro si viajarán a Estados Unidos para enfrentar los cargos, pues Alemania usualmente no extradita a sus ciudadanos.

El presidente ejecutivo de Volkswagen, Matthias Mueller, afirmó en un comunicado que la compañía "lamenta profundamente el comportamiento que dio pie a la crisis del diésel" y prometió continuar con los cambios sobre la forma en que opera la compañía.

: