Empresas

Acciones de IEnova terminan sesión en la BMV con baja de 1.22%

Inversionistas no recibieron de buena manera el que IEnova perdiera la licitación del gasoducto Samalayuca-Sásabe, por lo que las acciones de la empresa energética cerraron la sesión con una baja de 1.22 por ciento, a su menor nivel en 9 meses.
Axel Sánchez
14 septiembre 2015 12:6 Última actualización 14 septiembre 2015 18:1
IEnova (Especial)

IEnova (Especial)

Las acciones de Infraestructura Energética Nova (IEnova) cerraron este lunes en 69.69 pesos en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), lo que significó una pérdida de 1.2 por ciento respecto a su cotización del pasado viernes (equivalente a 900 millones de pesos en su valor de mercado), y su nivel más bajo de los últimos nueve meses.

Los inversionistas reaccionaron de forma negativa luego de que IEnova perdiera la licitación del gasoducto Samalayuca-Sásabe, la cual fue adjudicada por la CFE a Grupo Carso.

Durante la jornada, las acciones cayeron hasta 2.02 por ciento, a 69.05 pesos por papel, su menor nivel desde el 16 de diciembre de 2016, cuando cerraron en 69.01 pesos.

Christian Audi y Gustavo Allevato, analistas de Santander Casa de Bolsa creen que el nivel que han alcanzado los títulos de la firma que preside Carlos Ruiz Sacristán representa un punto de entrada atractivo ante sus expectativas.

“A pesar de haber hecho una oferta competitiva y conforme con la disciplina de gasto de capital, IEnova no ganó la última subasta de gasoductos de CFE. Aunque decepcionante la noticia, nuestra convicción en la historia IEnova es que mantendrá un crecimiento rentable, debido a varias oportunidades de crecimiento atractivas que tiene por delante”, destacaron en un reporte.

Los analistas de Santander destacaron que IEnova, a pesar de que la acción de la empresa está en los mismos niveles de diciembre de 2014, ésta tiene probabilidades de participar en más gasoductos porque cuenta con capital para ello.

El 24 de agosto pasado, IEnova obtuvo un crédito por 400 millones de dólares por medio de un convenio con Banco Santander, The Bank of Nova Scotia y Sumitomo Mitsui Banking Corporation.

El crédito bajo el Contrato de Crédito en Cuenta Corriente se destinará para repagar y cancelar los créditos previamente contratados con los bancos mencionados y para financiar capital de trabajo y usos corporativos generales.