Empresas

Académicos critican fragmentación de
Línea 12

De acuerdo con expertos de la UIA, el gran problema con este proyecto fue que se hizo por un lado la asignación de la obra y por otra parte se tuvo la fabricación de los trenes.
Pilar Juárez 
26 marzo 2014 16:24 Última actualización 26 marzo 2014 17:37
Etiquetas
Fallas línea 12

Los 15 diputados que integran la comisión especial, acompañados de varios técnicos especializados, recorrerán las estaciones que fueron cerradas. (Cuartoscuro)

Fallas en la calidad del proceso de construcción, el alto grado de curvatura que desgasta las vías y el hecho de que fue un proyecto fragmentado tanto en la construcción y asignación de los trenes son algunas de las fallas de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, señalaron especialistas de la Universidad Iberoamericana.

Manuel del Moral, especialista en transporte, logística y planeación del Departamento de Ingenierías de la institución educativa, expresó que el gran problema es que se hizo por un lado la asignación de la obra, en donde participaron ICA y Alstom y por otra parte se tuvo la asignación de los trenes con Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF).

Aunado a ello, se tiene la participación de dos administraciones en el gobierno del Distrito Federal.

“Uno de los más grandes problemas dentro del desarrollo de la Línea 12 es la enorme fragmentación que hay de participantes, el verdadero tema es que cada uno de los jugadores agrega algo y lo que hace falta es el nivel de integración”, sostuvo del Moral en una mesa de análisis realizado en la Universidad Iberoamericana.

Independientemente de la incompatibilidad entre las vías y los trenes, en el aspecto técnico, el experto expuso que uno de los problemas técnicos es el alto grado de curvatura en las primeras 11 estaciones, que tienen un mayor grado de exigencia y por la velocidad a la que corren provocan un mayor desgaste.

“Existen grados de curvaturas que no están diseñados para este tipo de vehículos. El metro fue diseñado para alcanzar velocidades de entre 75 kilómetros por hora, pero en realidad sólo se llegó a operar a velocidades entre 35 y 45 kilómetros por hora en tramos específicos, lo que provocó un enorme desgaste en las vías", dijo.

Las vías que fueron suministradas por Alstom se evaluaron posteriormente y se identificaron problemas de calidad con respecto al tipo de vía y de vehículo, destacó el especialista.

Mauricio de Marías, director del Instituto de Investigación sobre desarrollo sustentable y equidad social de la UIA, destacó que en los problemas de calidad y diseño que reportó la Línea 12 hay variables de compadrazgo y corrupción.

“La incompatibilidad de factores, provocó la multiplicación de los gastos a los contribuyentes y volvemos a los problemas de siempre, se socializan las pérdidas y se privatizan las utilidades”, comentó.

Jesús Valdés, economista del Departamento de Estudios Empresariales, comentó que el esquema asociación en participación por el que se construyó el Metro es nuevo, pero el problema fue la falta de comunicación entre el consorcio responsable de construir las líneas, el Gobierno del Distrito Federal y los constructores del equipo.