Empresas

Abengoa y acreedores abordarán plan de viabilidad mañana

Una fuente reveló que la empresa reduciría su deuda corporativa a unos 3 mil millones de euros, Abengoa adelantó, sin entrar en detalles, que venderá todos los activos no estratégicos.
Reuters
02 febrero 2016 11:22 Última actualización 02 febrero 2016 11:29
Abengoa

Abengoa presentarásuel plan de viabilidad para evitar la quiebra. (Bloomberg)

MADRID.- El grupo de ingeniería y renovables Abengoa presentará el miércoles a sus acreedores el plan de viabilidad con el que espera evitar la mayor quiebra de España, revelaron tres fuentes con conocimiento de la situación.

Abengoa debe lograr un acuerdo sobre un plan de reestructuración antes de fines de marzo, cuando vence el preconcurso de acreedores, para evitar una suspensión de pagos de la empresa con sede en Sevilla con un pasivo global que podría rondar los 25 mil millones de euros.

"El miércoles hay una nueva reunión con bancos, bonistas, asesores y la compañía", dijo una de las fuentes.

El plan elaborado para Abengoa por la firma especializada en reestructuraciones Álvarez & Marsal, ya en manos del consejo de la empresa desde hace una semana, será analizado en detalle por KMPG, la consultora que intermedia entre bancos y compañía, para ofrecer una solución global que evite el concurso de acreedores.

En Abengoa no quisieron hacer comentarios al respecto.

En base al plan, una fuente dijo previamente que la empresa reduciría su deuda corporativa a unos 3 mil millones de euros, desde 9 mil millones de euros, lo que implicaría que los acreedores tendrían que aceptar una pérdida de alrededor del 70 por ciento de su inversión y un canje de deuda por acciones.

Abengoa adelantó, sin entrar en detalles, que venderá todos los activos no estratégicos, incluyendo biocombustibles, y que se concentrará en el negocio de ingeniería y construcción con tecnología propia o ajena.

También aspira a obtener ingresos en los próximos años equivalentes a las dos terceras partes de los 7.151 millones de euros facturados en 2014.

La demora en conocer el detalle del plan está empezando a tensar las relaciones entre la empresa y la banca, que sigue siendo partidaria de desinversiones, capitalizaciones de deuda y reestructuraciones de deuda sostenible, pero reacia a asumir quitas, según una de las fuentes consultadas.

Entretanto, el reloj no se detiene y Abengoa necesita nueva liquidez para su día a día hasta el fin de marzo, entre otras cosas para seguir pagando a sus cerca de 24 mil trabajadores.

Los principales bonistas del grupo, representados por Houlihan Lokey y que cuentan con un 40 por ciento de los cerca de 5 mil millones de euros de bonos de Abengoa, están dispuestos a inyectar unos 160 millones de euros si los bancos acceden a compartir con ellos garantías.

Pero los bancos siguen esperando que Abengoa presente un mapa detallado de sus deudas antes de tomar nuevas decisiones.

Cada día que pasa se incrementan las deudas vencidas a titulares de pagarés y proveedores. De acuerdo con los últimos datos publicados por Abengoa, les debe unos 5 mil 500 millones de euros, mientras negocia con ellos cómo aplazar los pagos.

Una fuente con conocimiento de las cifras de la compañía dijo que para finales de marzo ya estarían vencidos unos 800 millones de euros.

: