5 pendientes de telecom que heredará AMLO
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

5 pendientes de telecom que heredará AMLO

COMPARTIR

···

5 pendientes de telecom que heredará AMLO

Aumentar la conexión a internet, habilitar las redes Compartida y Troncal, y usar los postes de CFE son algunos de los retos.

Itzel Castañares
11/07/2018
Actualización 11/07/2018 - 7:39

Un primer objetivo en materia de telecom que se fijó el virtual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, es conectar a cerca de 50 millones de mexicanos que no tienen internet.

Se trata de uno de cinco proyectos que se había planteado desarrollar la administración del presidente Enrique Peña Nieto, pero que aún no los comenzó o tienen poco de haber arrancado.

Los otros cuatro son los siguientes: la Red Compartida, la Red Troncal, los postes del Sistema Eléctrico Nacional de la CFE y el programa México Conectado. Expertos del sector dijeron que se trata de proyectos importantes que serán retomados y culminados por la nueva administración que encabezará el político tabasqueño.

El Ejecutivo federal se retrasó mucho en el sector y todo empezó muy tarde. La Red Compartida dos años después; apenas están viendo lo de la Red Troncal; y la Agenda Digital Nacional nunca quedó completa, siempre le faltaron los ‘cómo’”, dijo Aleida Calleja, coordinadora de OBSERVACOM.

Los objetivos, consideró Calleja, sí se veían muy bien, pero nunca se fijaron los indicadores, los plazos, las metas y faltaron definiciones.

A pesar de la brecha que aún hay en conectividad, en el sexenio del presidente Peña Nieto se tuvo un avance importante. A la fecha, 50.9 por ciento de los hogares en México tiene internet, lo que representa una expansión de más de 20 puntos porcentuales respecto a 2013, cuando apenas el 30.7 por ciento de las viviendas estaba en la red.

Además, el número de líneas móviles activas pasó de 106.7 millones en 2013 a 115.5 millones al terminar el año pasado, y donde de estas últimas alrededor del 80 por ciento cuenta con internet.

A fin de dar internet a los que no cuentan con ese servicio, la administración que encabezará AMLO prevé la creación de un fondo de cobertura social de telecomunicaciones para entregar concesiones a operadores de telecom en estados como Oaxaca, Guerrero y Veracruz.

Abel Hibert, parte del equipo de transición de López Obrador, explicó que se busca que dicho fondo genere capital semilla para incentivar a otros jugadores a ofrecer servicios de conectividad.

Para Gabriel Székely, director general de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones (Anatel), el reto va más allá, pues no sólo radica en la cobertura o el acceso a un equipo, sino en el uso que la población le dará al internet.

“Además de la importancia de estar conectado, es importante definir ‘para qué’, lo que debe vincular la política telecom a la política digital de servicios de capacitación, educación, salud y gobierno, para que la gente vea una utilidad práctica y tener acceso a los servicios”, añadió Székely.

En marzo, la red mayorista cumplió su primer hito de cobertura al superar ligeramente el 30 por ciento establecido en la licitación. A tres meses de distancia, se sabe que el proyecto de Altán Redes cuenta con tres clientes, a la espera de que se sumen otros durante el desarrollo del plan, que deberá de concluir en 2024, año en que terminará la administración de AMLO.

La Red Compartida apenas está en desarrollo, pero hay que sacarle el mayor provecho; es una buena política que se planteó en esta administración (de EPN) y es la manera para dar servicios telecom a áreas que no están atendidas, donde la red juega un papel muy importante”, agregó Hibert.

La Red Troncal, que consiste en la explotación de hasta dos pares de hilos de fibra óptica a lo largo de más de 25 mil kilómetros, busca que concesionarios y comercializadores accedan a una infraestructura de transmisión de información de alta capacidad, con el fin de impulsar una mayor oferta de servicios telecom a nivel nacional.

Las bases de la subasta se publicaron a finales de junio de 2018 y el ganador tendrá que invertir alrededor de 190 millones de dólares por un contrato con el modelo de Asociación Público Privada y con terminación en 30 años.

“Sobre ese proyecto hay que ver la respuesta por parte de las empresas en términos de interés y entusiasmo, pero sí están muy abiertas; a ver qué sucede”, añadió Székely.

Este proyecto nació con la meta de dar conectividad a 250 mil espacios públicos -como hospitales y escuelas- a finales de 2018. Sin embargo, apenas llegará a los 100 mil sitios al terminar la actual administración.

Aleida Calleja, coordinadora de OBSERVACOM, dijo que es necesario evaluar este programa, pues habilita otros derechos.

Por su parte, el director de la Anatel espera que este proyecto se reoriente no sólo en los sitios públicos, sino también en los Puntos México Conectado -sitios donde se impulsa la conectividad por medio de talleres- para que la gente sepa para qué se va a enlazar.

La administración actual se fijó el objetivo de abrir el acceso a 11 millones de postes y ductos del Sistema Eléctrico Nacional de la CFE para usarse por firmas de telecomunicaciones, y así colocar fibra óptica y ofrecer servicios de telefonía, internet y TV. Aunque este programa se planteó hace dos años, aún no arranca.

“Debe ponerse a disposición (la infraestructura de CFE) de las empresas para que echen a andar sus proyectos, pues la fibra es la clave para el mundo 5G e internet de las cosas”, apuntó Székely.