Empresas

10 empresas dominan 83% de inversión minera

10 febrero 2014 4:27 Última actualización 30 septiembre 2013 5:2

[Las compañías más importantes son GMéxico, Boleo y Chesapeake / Bloomberg] 


 
 
Axel Sánchez
 
 
La inversión del sector minero prevista para 2013 ronda en los 8 mil 43 millones de dólares, de los cuales, sólo 10 empresarios aportarán el 83 por ciento.
 
 
Estos recursos representan un incremento de 5.7 por ciento en comparación con el año pasado, pese a la depreciación que han tenido los metales en los mercados internacionales en prácticamente todo el año.
 
 
Especialistas explicaron que los 10 directivos que lideran las firmas ven que es un buen momento para invertir, debido a que preparan la capacidad instalada de su compañía ante el eventual repunte en los precios de estos commodities.
 
 
“Una empresa siempre tiene que ver por mejorar la tecnología y la productividad de su negocio, por lo que muchas de estas firmas han sobrevivido por años y soportado varios golpes”, dijo Fernando Bolaños, especialista de Monex Casa de Bolsa.
 
 
Por otro lado, Thiago Ojea, analista de Accival, apuntó que los inversionistas podrían tener que esperar de 2 a 3 años antes de obtener un significativo rendimiento a sus compromisos de inversión en activo fijo a corto plazo.
 
 
La empresa que más dinero invertirá en este año es Grupo México (Gméxico), de Germán Larrea, la cual inyectará mil 400 millones de dólares en la expansión de sus operaciones mineras y en la exploración de nuevos yacimientos llamados El Arco y Angangueo, en Baja California.
 
 
La compañía tiene programada una ampliación de su mina en Buenavista, Sonora, en la cual está invirtiendo más de 2 mil millones de dólares en un plan que inició el año pasado y termina en 2015.
 

 
El proyecto de GMéxico incluye una planta ESDE III con una producción adicional de 120 mil toneladas anuales de cobre con un total presupuestado de 444 millones de dólares. Se estima que entre en operación la primera mitad de 2014.
 
 
La empresa también tiene el proyecto de la nueva Concentradora de Cobre II con circuito adicional de Molibdeno Integrado con una inversión de mil 384 millones. Se estima que entrará en operación en el periodo enero-junio de 2015.
 
 
La Minera Boleo, que consiste en una participación entre la canadiense Baja Mining y Korea Resources Corporation, liderada por Kyoung Jin Park, cuenta con un proyecto de mil 500 millones de dólares, mismo que servirá para incrementar la capacidad de su proyecto de cobre en Baja California. La inversión se distribuirá en 2013 y 2014.
 
 
La tercera compañía es Chesapeake Gold Corp, cuyo director es Randy Reifel. Esta firma aplicará una inversión de mil 450 millones de dólares por 3 años, para sumar 4 mil 358 millones que servirán para explotar el yacimiento más grande de oro y plata que tiene este país llamado Metates.
 
 
Minera Frisco, empresa de Carlos Slim, aparece en esta lista con una inversión de mil 110 millones de dólares, tanto para los proyectos que tiene existentes como sus adquisiciones en Concheño y San Francisco del Oro-Tajo.
 
 
En quinto sitio se encuentra Industrias Peñoles, de Alberto Baillères, pues este año prevé desembolsar 700 millones de dólares, donde tiene especiales planes con su subsidiaria Fresnillo, la cual cuenta con proyectos a 2018 con un valor de 2 mil 105 millones de dólares. También está la china Jinchuan Group, cuyo CEO es Yang Zhiqiang, la cual tiene una inversión de 234 millones de dólares para iniciar la extracción de cobre en la mina Bahuarachi, ubicada en Chihuahua, pues las pruebas realizadas dieron positivo.
 
 
Rob McEwen, por medio de su empresa McEwen Mining, posee dos proyectos llamados El Gallo, los cuales tienen programada sólo para 2013 una inyección de capital de 160 millones de dólares.
 
 
Las últimas tres empresas son: Goldcorp, encabezada por Charles Jeannes que invertirá 50 millones de dólares para ampliar operación en sus minas nacionales; Yamana Gold Inc., de Peter Marrone, con 40 millones y First Majestic con 160 millones; las tres empresas ajustaron su presupuesto ante una baja en sus ingresos.