Dilo Bonito amplía su base de clientes con pagos en línea
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Dilo Bonito amplía su base de clientes con pagos en línea

COMPARTIR

···

Dilo Bonito amplía su base de clientes con pagos en línea

Un arte tradicional como la caligrafía tiene en el e-commerce al aliado perfecto, gracias a la labor de la fundadora de Dilo Bonito, Miren Quintana, y su uso de PayPal.

Redacción
27/07/2018
En tres años, Dilo Bonito ha recibido a más de mil 200 alumnas y actualmente más de 80% de las inscripciones de los talleres se hacen a tráves de Paypal.

¿Quién dijo que la frase: “éxito empresarial” debe escribirse con letra de molde? Miren Quintana, diseñadora gráfica y fundadora de Dilo Bonito, es un claro ejemplo de que el espíritu emprendedor y el uso adecuado de la tecnología pueden llevarle lejos en el mundo de los negocios.

Dilo Bonito es una empresa de diseño y caligrafía que tiene bajo la manga un gran diferenciador: en un mundo en que muchos artículos son manufacturados en serie, aquí todo es hecho a mano.

Desde las invitaciones para bodas con las que Miren inició el negocio, hasta los workshops que imparte para inspirar a otras personas con su pasión por el diseño, Dilo Bonito explora la caligrafía artesanal y la lleva a otro nivel.

El gran proyecto inició en 2015, como muchos otros, con una oportunidad tomada en el momento preciso. Esta diseñadora dio su primer paso al presentar su arte con sus conocidos y así continuó armando una red de contactos. Seis meses después, organizó su primer taller de caligrafía, que a la fecha ha inspirado a más de mil 200 alumnas.

Este proyecto podría ser definido como un one woman show, pues todo el proceso creativo y administración de Dilo Bonito se encuentra en manos de su creadora.

“Ser emprendedora te obliga de cierta forma a ser todóloga, pues yo misma he construido mi plataforma en línea, a la par de desarrollar los conceptos creativos y los productos que vendo en Dilo Bonito”, explica Miren.

Empezar fue el reto inicial, sin embargo, satisfacer la demanda, cumplir con los tiempos de entrega, aprender a hacer promoción y cobrar de manera fácil, rápida y confiable por los servicios, requirió hacer una inversión de recursos importante. Para esto, fue necesario encontrar aliados que le ayudaran a que su negocio marchara sobre ruedas sin tener que volverse experta en cada tema.

A pesar de que lo más especial de esta empresa es que todo es hecho a mano, la tecnología ha jugado un papel vital en el crecimiento de Dilo Bonito.

“Ser emprendedora te obliga a ser todóloga, yo misma he construido mi plataforma en línea, a la par de desarrollar los conceptos creativos".
Miren Quintana

Quintana tiene como principal canal de promoción las redes sociales, que logran transmitir a través de imágenes el sentir y la satisfacción de lo hecho a mano. Además, en el caso de los talleres, Miren comenzó a apoyarse en el método de pago digital PayPal para administrar esta parte del negocio y ampliar sus posibilidades en términos de negocios y clientes.

“Desde siempre, PayPal me ha ayudado a administrar mi negocio pues ahí puedo tener un mejor control de éste y visualizar el número de inscritos en mis talleres, entre otras ventajas”, destaca la empresaria.

“Yo soy diseñadora, no administradora, sin embargo, esta plataforma me da las herramientas necesarias para cobrar por mis servicios y manejar los ingresos de una forma sencilla y confiable”, indica.

Hoy, más del 80 por ciento de las inscripciones a los talleres de Dilo Bonito se realizan mediante PayPal, lo que pone en perspectiva cómo un negocio aparentemente clásico, como lo es la caligrafía, revive gracias a las redes sociales y plataformas digitales que impulsan el crecimiento.

Esto deja en claro que el e-commerce puede ser el aliado perfecto para comercios de cualquier índole, así como para consumidores que buscan inspiración en los detalles.

En México, un reciente estudio de PayPal reveló que 77 por ciento de los clientes, tanto nacionales como internacionales, emplean dicha plataforma para pagar por el trabajo freelance.