Transparencia en encuestas evitaría uso como propaganda de partidos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Transparencia en encuestas evitaría uso como propaganda de partidos

COMPARTIR

···

Transparencia en encuestas evitaría uso como propaganda de partidos

Noticias falsas, verificación, nuevas tecnologías y precisión fueron algunos de los temas abordados en el foro 'El papel de las encuestas en el proceso electoral', organizado por el INE.

Redacción
30/05/2018
Actualización 30/05/2018 - 18:33
Alejandra Becerra, Daniel Moreno, Javier Márquez y Enrique Quintana en el Foro sobre encuestas del INE
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Daniel Moreno, de Verificado 2018 y director de Animal Político, exhortó a la rendición de cuentas para que los partidos políticos no usen las encuestas como propaganda.

Asimismo, instó a que las encuestadoras transparenten los resultados; esto en el Foro El papel de las encuestas en el proceso electoral organizado por el INE.

Indicó que los partidos políticos ‘dinamitan’ el diálogo para el 2 de julio con el uso de información falsa como propaganda y sostuvo que las encuestas tienen gran relevancia; sin embargo, puntualizó que hay que elevar su credibilidad transparentando su financiamiento y explicando la metodología exacta del ejercicio.

“El financiamiento no impacta en los resultados, pero ¿a poco no cuando sabemos que Massive Caller es al mismo tiempo la encuestadora de Ricardo Anaya al menos levantamos una ceja cuando vemos sus resultados?”, expresó Moreno tras señalar que los medios también tienen que realizar una verificación en su información.

El periodista subrayó que es importante medir cuáles son las encuestas que más impactan en la población, ya que sus resultados pueden legitimar o no el triunfo de un candidato.

Ante ello, propuso que los encuestadores pudieran evaluar el impacto real de las noticias falsas en la decisión de los electores.

Moreno coincidió con Enrique Quintana, director General Editorial de El Financiero, presente en la mesa, en que hay que definir castigos a quienes manipulan sus encuestas o las usan como propaganda política pero sin que esas sanciones se queden en lo social.

“Apuesto por un trabajo más activo de medios, encuestadores, autoridades electorales, y que no esperemos sólo la sanción social que no es suficiente”, expresó.

Por otra parte, Quintana señaló que publicar encuestas electorales se realiza por dos razones: es una contribución al control de la democracia y la difusión es relevante para el medio.

“Es relevante difundir encuestas si te quieres volver relevante, es una contribución al control de la democracia. El hecho de que la opinión pública tenga, se aproxime o no, una lectura de cierto número de casas encuestadoras serias, realmente creo que ayuda a que lo que vaya a resultar después de la elección tenga un antecedente”, expresó.

Quintana manifestó que hay que buscar y explorar nuevas fórmulas para realizar encuestas electorales y propuso hacerlas a las personas en su teléfonos celulares para garantizar más competencia entre los encuestadores.

“Hacer encuestas domiciliarias que es la ortodoxia, es muy caro y cada día es más caro (...). Deberíamos explorar nuevas tecnologías para hacer levantamientos porque sí es factible que con esas metodologías haya muchas más encuestas y más competencia entre los encuestadores".

“Particularmente yo diría en las encuestas telefónicas a través del uso de las telefonía celular puede quitar el sesgo que tienen hoy las encuestas que se hacen a teléfonos fijos”, propuso Enrique Quintana.

Por su parte, Javier Márquez, de Oraculus, señaló que la naturaleza de las encuestas es que estén dispersas para garantizar la variación sana y natural debido a la metodología de cada una. Además hizo énfasis en que es necesario disminuir la exigencia de “hiperprecisión” ya que las encuestas no son tan mágicas como se piensa.

En la misma mesa, Alejandra Becerra, del diario Reforma, explicó que a pesar de que las encuestas se realizan con herramientas científicas, los resultados son variables porque miden opiniones de seres humanos, por lo que no pretenden ser una bola de cristal pero sí tratar de ver cómo está el sentir de la población.