Si no se define el segundo lugar antes del 1 de julio, la ventaja de AMLO sería mayor
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Si no se define el segundo lugar antes del 1 de julio, la ventaja de AMLO sería mayor

COMPARTIR

···

Si no se define el segundo lugar antes del 1 de julio, la ventaja de AMLO sería mayor

El analista político Luis Estrada indica, en Al Sonar la Campana, que la ventaja de López Obrador sobre sus oponentes puede ser todavía más grande.

Redacción
13/06/2018
Fuente: El Financiero Bloomberg TV
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

A sólo 15 días de la elección, el segundo lugar de la intención de voto todavía no está definido y de no concretarse antes del 1 de julio podría aumentar la ventaja de Andrés Manuel López Obrador, indicó Luis Estrada, analista político y académico del ITAM en entrevista con Víctor Piz para Al Sonar la Campana.

“Algo que todavía estamos viendo y que me parece muy sorprendente es cómo el segundo lugar no está completamente definido para muchos actores políticos y la mayoría de los electores. Y si todavía llegamos al día de la elección sin un segundo lugar definido y peleándose entre ellos José Antonio Meade y Ricardo Anaya, entonces la ventaja de López Obrador puede ser todavía mayor”, argumentó el experto.

Agregó que en los 15 días que faltan aún de campaña, los oponentes buscarán acercarse al candidato de la coalición 'Juntos Haremos Historia', candidato de la coalición 'Juntos Haremos Historia', aunque lo más importante será la definición del segundo lugar.

Detalló que el PRI y el PAN tiene la estructura para convencer a la gente a que vaya a votar, pero a Morena se le complica completar el número de observadores electorales, así como movilizar a la gente el día de la elección, por lo que aún puede haber una diferencia en el resultado de la elección.

Señaló que los candidatos a la Presidencia quedaron a deber en el tercer debate presidencial y esto se debe al forma del encuentro, ya que no es el mejor.

"Quedaron a deber porque el formato no te permite explicar pues en menos de un minuto qué política pública puedes explicar, contrastar con tus contrincantes y además defenderte de los ataques. Es muy complicado, se ha avanzado, pero eso no significa que sea lo mejor que se pueda hacer y especialmente cuando empezábamos a ver contrastes y retos entre los candidatos el tiempo se acababa o los moderadores trataban de imponerse”, dijo.

Señaló que en los debates se debe buscar que los candidatos propongan, debatan y no discutan entre ellos.

Agregó que estos ejercicios democráticos son relativamente nuevos para México en comparación con otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que llevan más tiempo realizándolos.

Todavía no acabamos de entender cuál es el objetivo de estos ejercicios y qué podemos esperar y los propios candidatos, los propios políticos no saben bien a bien qué se puede esperar de ellos y qué podrían hacer. A fin de cuentas lo que vimos ayer no fue muy diferente en términos de contenido respecto a los otros dos debates a pesar de que el formato haya sido diferente. Eso mantiene las cosas muy estables a lo largo de la campaña, no hemos visto que un debate modifique bruscamente las intenciones de voto”, indicó.

Señaló que este año no será la primera vez que el país registre una polarización tras las elecciones, ya que también ocurrió en 2012 y la nación se recuperó de ello.