AMLO avala que obispo de Chilapa le dé voz a los narcos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

AMLO avala que obispo de Chilapa le dé voz a los narcos

COMPARTIR

···

AMLO avala que obispo de Chilapa le dé voz a los narcos

El tabasqueño señaló que es positivo que ministros de culto realicen esfuerzos para buscar la paz en el país.

Redacción Rivelino Rueda
04/04/2018
Actualización 05/04/2018 - 4:50
López Obrador en Monclova, Coahuila

MONCLOVA.-Andrés Manuel López Obrador afirmó que en el tema de la violencia que padece el país, buscará diálogo y reconciliación con todos los mexicanos. Entrevistado en Monclova, Coahuila, una de las regiones más inseguras del país, el candidato de la alianza Juntos Haremos Historia (Morena-PES-PT) recalcó que de ganar los comicios del 1 de julio buscará “amor y paz”.

Al término del mitin de campaña en este municipio de Coahuila, el tabasqueño respaldó la reunión que sostuvo el obispo de Chilapa, Guerrero, Salvador Rangel Mendoza, con un líder de la organización criminal Guerreros Unidos, para acordar una tregua y frenar los asesinatos a políticos.

“Bienvenidos todos los esfuerzos de ministros de culto de todas las iglesias para concretar la paz y la seguridad en las elecciones”, subrayó.

El abanderado presidencial morenista recalcó que ve con buenos ojos que “tanto pastores evangélicos como sacerdotes y obispos de la iglesia católica busquen también la reconciliación y el diálogo para que se garantice la paz y la tranquilidad”.

Puntualizó que respalda, sobre todo, este diálogo “por la situación tan difícil que está ocurriendo en la Montaña de Guerrero y en toda esa región de Chilapa, donde hay mucha violencia”.

Y agregó: “Qué bien que él (obispo de Chilapa) se atrevió a hacer eso y que se esté exhortando para que no haya violencia y para que no le quiten la vida a candidatos y ciudadanos, para que no haya sufrimiento para nuestros pueblos”, abundó.

López Obrador señaló que eso lo tienen que hacer todos, es decir, “buscar la reconciliación, la paz y la tranquilidad en México”.

Por la tarde, en Piedras Negras, el candidato respondió al nuevo amago de Donald Trump y advirtió que en caso de llegar a la Presidencia de la República no va a permitir que se le siga faltando al respeto al pueblo de México.

Puntualizó que su gobierno no le va a apostar a una mala vecindad con la Unión Americana, y dijo que va a hacer una labor de diplomacia con el gobierno de esa nación “para que entre en razón”.

A unos metros de la frontera con Estados Unidos, el político tabasqueño subrayó que no aceptará la construcción de un muro y la militarización de la frontera norte.

“Nunca le vamos a faltar el respeto a los gobernantes de Estados Unidos, pero no vamos a permitir que los gobernantes de Estados Unidos le falten el respeto al pueblo de México”, recalcó.

Asimismo, el candidato de la alianza Juntos Haremos Historia (Morena-PES-PT) mencionó que no va a caer en las provocaciones de Trump, y afirmó que actuará “con la cabeza fría, aunque tenga el corazón caliente”.

En su mitin en Monclova, López Obrador mencionó que de llegar a la presidencia buscará la cohesión con las facciones del sindicato minero.

“Mi pecho no es bodega. Le digo a los trabajadores mineros que vamos a buscar la reconciliación entre los grupos (...) La división no ayuda a los trabajadores. Y también vamos a buscar el acuerdo con los empresarios de las minas”, afirmó el abanderado de la alianza entre Morena, PES y PT.

La decisión de que Napoléon Gómez Urrutia, exlíder del sindicato minero, fuera incluido en la lista de candidatos plurinominales al Senado de la República generó controversia en el partido fundado por el tabasqueño.

El pasado 13 de marzo el abogado Agustín Acosta Azon y un grupo de trabajadores mineros impugnaron en el Instituto Nacional Electoral el registro de Gómez Urrutia, al argumentar que no reúne los preceptos legales para ocupar un cargo de representación popular en virtud de que cuenta con la doble nacionalidad (mexicana y canadiense).

El candidato presidencial ya había defendido la inclusión de Gómez Urrutia en febrero pasado, al afirmar que el exlíder minero es víctima de una campaña de desprestigio por parte de "la propaganda oficial y oficiosa".

En 2014, la Interpol emitió una orden de captura contra Gómez Urrutia por un supuesto fraude de 55 millones de dólares cometido contra trabajadores mineros.

Gómez Urrutia, quien vive exiliado en Canadá desde 2006, dice ser un perseguido político y ha sostenido que es inocente.