Estos son los contratos de gobierno que ha recibido Grupo Riobóo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Estos son los contratos de gobierno que ha recibido Grupo Riobóo

COMPARTIR

···

Estos son los contratos de gobierno que ha recibido Grupo Riobóo

La empresa ha obtenido parte de sus ingresos de contratos con el gobierno capitalino en las administraciones de AMLO, Encinas y Mancera, además de otros contratos con gobiernos estatales.

El actual gobierno federal también le ha entregado concesiones de obras de infraestructura.

José Raúl Linares y Rogelio Vázquez
18/06/2018
Segundo piso del Periférico.

Grupo Riobóo, el consorcio supuestamente beneficiado por Andrés Manuel López Obrador cuando fue jefe de Gobierno del DF, obtuvo 94 por ciento de sus ingresos de esa instancia, según documentos consultados en Compranet, Contratabook, Fimevic y la Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México.

La mayor parte de estos ingresos los obtuvo cuando López Obrador, Alejandro Encinas y Miguel Ángel Mancera gobernaron la Ciudad de México.

Riobóo obtuvo más de 277 millones de pesos, por obras como las líneas 1, 3 y 5 del Metrobús, el proyecto ejecutivo del libramiento de la carretera México-Cuernavaca, así como el diseño y construcción de puentes y vialidades que conectan a la capital y el Estado de México.

No obstante, fueron los segundos pisos del Periférico, lo que le otorgaron históricamente sus mayores ganancias: 161 millones 948 mil pesos, según Fimevic; 58.3 por ciento de los ingresos totales.

Entre 2014 y 2016, el gobierno de Mancera le asignó a Riobóo contratos por 79 millones de pesos. Primero, por la supervisión del libramiento México-Cuernavaca; y posteriormente, por la “adecuación” de la Línea 5 del Metrobús.

Ambas administraciones le otorgaron por la supervisión, diseño y asesoría de obras, contratos por 240 millones de pesos.

Grupo Riobóo, propiedad del empresario José María Riobóo, es dueña de cinco compañías dedicadas a la gestión, diseño, coordinación y supervisión de obra pública. Se trata de Riobóo S.A. de C.V; Jorod, S.A; Consultoría Riobóo, S.A de C.V.; Ingeniería Riobóo, S.A. de C.V.; y Presforza Ingenieros, S.A. de C.V.

Con excepción de Consultoría Riobóo, inhabilitada en el 2004 por la Secretaría de la Función Pública, el resto del consorcio ha logrado colocar contratos con al menos 8 dependencias federales y locales, según los contratos obtenidos por El Financiero.

El año dorado para las finanzas del consorcio fue 2002, ya que no sólo realizó el proyecto vial y los estudios de impacto de los segundos pisos, también fue contratada por la delegación Azcapotzalco por 2.7 millones de pesos y por la Secretaría de Salud del gobierno federal por más de 514 mil pesos.

Es decir, en este año recibió una suma de más de 156 millones de pesos.

Un año más tarde, bajó considerablemente sus montos obtenidos con recursos públicos: sólo 3.7 millones de pesos por un contrato celebrado con la Seduvi del estado de Tlaxcala.

Sin embargo, para 2004 y 2005, el gobierno de Nuevo León, encabezado por José Natividad González le asignó 3.3 millones de pesos para la elaboración de proyectos y estudios de impacto del metro de esa entidad.

Para 2007, las empresas del ingeniero recibieron más de 14 millones de pesos para proyectos ejecutivos y estructurales en el Metrobús, en la Ciudad de México, y en instalaciones del Instituto Mexicano del Petróleo, en el estado de Tabasco. Tras lo cual, hubo una laguna en que las empresas de grupo Riobóo, quedaron sin grandes contratos con la administración pública.

Fue en 2014, a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y el gobierno capitalino que Riobóo volvió a las grandes vialidades.

En ese año le asignaron el diseño y supervisión para la construcción segundo piso del libramiento México-Cuernavaca por más de 43 millones de pesos. Y finalmente en 2016, el gobierno de Mancera, por medio de adjudicación directa, le asignó la adecuación del proyecto de la línea 5 del Metrobús por el que ganó 35.7 millones de pesos.