Encuestas presidenciales registraron un margen de error mayor que en elecciones pasadas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Encuestas presidenciales registraron un margen de error mayor que en elecciones pasadas

COMPARTIR

···

Encuestas presidenciales registraron un margen de error mayor que en elecciones pasadas

Alejandro Moreno, director de encuestas de El Financiero, y otros expertos indican que algunos estudios se alejaron mucho del resultado final.

Redacción
05/07/2018
Actualización 05/07/2018 - 16:36
Fuente: El Financiero Bloomberg TV

Las encuestas presidenciales registraron un margen de error que en elecciones pasadas, coincidieron Alejandro Moreno, director de encuestas y estudios de opinión de El Financiero y Roy Campos, director de Consulta Mitofsky.

“Así como tuvimos encuestas muy exactas, con un alto grado de precisión, también hubo en el gremio conjunto, pues muchas que no y esto resulta el peor año en elección presidencial en encuestas desde prácticamente el año 2000”, indicó Moreno en una mesa de debate en el programa La Nota Dura, con Javier Risco.

Sin embargo, Roy Campos consideró que es normal que existan encuestas presidenciales que se alejen del resultado final, aunque coincidió que el margen de error promedio fue mayor que en 2012.

“Siempre es normal que haya encuestas, de las serias, que hay algunas que se alejen. Coincido en que el error promedio es peor que en 2012, efectivamente sí, pero cuando agrupas las buenas, las del método bueno y las del método malo, hay una gran diferencia, encuentras pocas malas. Es un triunfo del método, que se reivindica, que la encuesta tiene que hacerse como el periodismo, hay un método para hacerlo”, argumentó.

Al respecto, Jorge Buendía, director de Buendía & Laredo, indicó que el verdadero triunfo de las encuestas no radica en si las encuestas acertaron o no, sino en que acertaron una historia de la elección distinta a la narrativa oficial que se quería construir.

“Básicamente (la narrativa) era que José Antonio Meade está en el segundo lugar y es el que se va a beneficiar del voto útil. Esa fue la narrativa que quisieron imponer desde enero, sino es que antes, y lo que mostró la agregación de encuestas es que había un primer lugar muy claro, un segundo lugar también lo suficientemente distante del tercero y eso fue también lo que permitió que no hubiera sorpresas”, detalló.

Buendía agregó que las encuestas transmitieron claramente que Andrés Manuel López Obrador, ahora virtual candidato electo, era el puntero por un gran margen y que entre Ricardo Anaya y José Antonio Meade había una diferencia de seis puntos, además de que no fue una elección cerrada entre los candidatos.

Roy Campos señaló que las encuestas también mostraron que Ricardo Anaya no estuvo ni cerca de López Obrador.

“Imagínate que las encuestas hubieran terminado con Anaya cerca de López Obrador. ¿Tú crees que esa noche (del 1 de julio) hubiera salido a aceptar su derrota con una encuesta de salida? No”, reafirmó Campos.