Anaya sale de la Ibero entre ovaciones y gritos de apoyo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Anaya sale de la Ibero entre ovaciones y gritos de apoyo

COMPARTIR

···

Anaya sale de la Ibero entre ovaciones y gritos de apoyo

El candidato de la coalición 'Por México al Frente', Ricardo Anaya, niega pacto con el presidente Peña Nieto y le pide perdón a la excandidata Margarita Zavala.

Susana Guzmán
06/06/2018
Ricardo Anaya, candidato a la Presidencia de la República.

Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente, ante los estudiantes de la Universidad Iberoamericana y entre aplausos, se deslindó de cualquier supuesto pacto o acuerdo con el presidente Enrique Peña Nieto –a quien hace seis años, como candidato del PRI, los de la Ibero orillaron a refugiarse en uno de los baños– y admitió a pregunta del moderador, Jorge Ramos, que el Presidente es corrupto.

Reconoció estar en contra del aborto, pero también de que se criminalice a la mujer por esta causa; apoyaría a su hijo si éste fuera gay, y afirmó estar a favor de la legalización de la mariguana con fines medicinales, pero con fines recreativos –acotó– habría que consultar para votar después.

Cuestionado sobre los calificativos de “Ricky, Rickín, canallín”, que expresó el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, Anaya lamentó los comentarios:

“A mí me da, de veras, un poco de pena ajena; el que alguien que aspira a ser Presidente de México, se conduzca de esa manera, porque un debate presidencial no es un concurso para bufón del pueblo ni una competencia para ver quién pone los mejores apodos, yo creo que un debate presidencial es para discutir ideas”, dijo.

Respecto del trato que dio a Margarita Zavala, y luego de que se le recordara el tuit de Felipe Calderón reprochando su conducta, el candidato sostuvo que siempre actuó de buena fe, pero que, si había ofendido a la expanista, ofrecía disculpas.

Anaya Cortés llegó puntual a la Ibero, donde centenares de estudiantes de nivel medio y superior ya lo aguardaban en el auditorio José Sánchez Villaseñor, y una cantidad superior en los exteriores para escuchar su mensaje, pero también la respuesta a sus cuestionamientos.

Los alumnos recibieron con aplausos a un candidato que ocultó su nerviosismo al recordar el tema de los baños: “Pase lo que pase, prometo que no me voy a esconder en los baños”, lo que rompió el hielo con los asistentes que le volvieron a aplaudir.

“El chiste no es cómo comienza esto, sino cómo termina”, agregó Anaya, como si vaticinara lo que ocurriría horas más tarde, cuando salió casi victorioso del encuentro entre aclamaciones de “Presidente, Presidente” y “Ricardo, amigo, la Ibero está contigo”. Aunque no faltó la contraparte, cuando una decena de estudiantes, con pancartas, mostraron su apoyo a Andrés Manuel López Obrador, y otro grupo más contó del uno al 43, en recuerdo de los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa.

En una reunión con los integrantes del Consejo Mexicano de Negocios, con los que tuvo “enormes coincidencias en la agenda económica que necesita el país” y donde los empresarios reconocieron el tema de los aranceles como un enorme reto que tiene el país, así como la negociación del Tratado de Libre Comercio.

Entrevistado tras el encuentro privado con el grupo empresarial, Anaya Cortés dijo que el tema de los aranceles se habló largamente, pues “ellos están conscientes del enorme reto que eso implica, de la necesidad de lograr una buena negociación en el TLC, de la enorme relación comercial que tenemos con Estados Unidos. Es un tema en el que también encontramos coincidencias”.

Agregó que se trató de una reunión muy cordial, de mucho diálogo, una reunión muy franca, y comentó que no fue una reunión para pedir el apoyo de los hombres de negocios, sino más bien para hablar de la agenda nacional.

En la reunión, donde estuvieron Alejandro Ramírez, presidente del Consejo; Claudio X González, de Mexicanos contra la Corrupción; Germán Larrea, de Grupo México, y Valentín Diez Morodo, presidente del COMCE y consejero de CitiBanamex, entre otros, el panista dijo que hubo coincidencias en el sentido de que la economía de México crezca más, que se generen más empleos, empleos formales y bien pagados.