Economía

Yucatán recupera instalaciones férreas

La federación entregó al gobierno de Yucatán diversos predios en comodato, entre las que se encuentra la antigua estación de ferrocarriles, actual sede de la escuela de Artes.
Yoisi Moguel / Corresponsal
10 julio 2014 20:47 Última actualización 10 julio 2014 21:0
Tren. (El Financiero)

Tren. (El Financiero)

MÉRIDA.- La federación entregó al gobierno de Yucatán 391 predios y tres mil 400 hectáreas en comodato, que pasarán a formar parte del patrimonio estatal y con lo que se buscará incrementar las superficies para fomentar el bienestar de la población.

Con este convenio de comodato de los terrenos de “La plancha”, en donde estaban la estación de trenes y el patio de maniobra quedan legalizada la posesión, y se podrá disponer para que si en su caso se requiere se realice en el sitio el proyecto ejecutivo del Tren Transpeninsular.

Para ello, el Ejecutivo local firmó un contrato de comodato con Ferrocarriles Nacionales de México, en Liquidación (FNML) y un convenio de colaboración con el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), para que las estaciones, vías férreas y tierra en por donde pasaba el tren se quede de manera oficial al gobierno de Yucatán.

El director General del SAE, Héctor Orozco Fernández señaló que con conocimiento del secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, las líneas, trenes y estaciones que transportaron trabajo y riqueza en el pasado, dejarán de estar en espera de una oportunidad histórica.

“Estos bienes no pueden seguir siendo testigos mudos del desarrollo económico, tienen que ser parte activa y pasarán a ser espacios a disposición y a favor de la sociedad yucateca”, subrayó.

En su momento el gobernador Rolando Zapata Bello precisó que el terreno conocido como “La plancha” en el Centro de Mérida, cuya superficie es de siete hectáreas, serán entregadas en comodato, dos hectáreas y la antigua estación de ferrocarriles, en donde actualmente se encuentra la escuela de Artes de Yucatán.

De igual forma diversos inmuebles, predios y 14 monumentos ferroviarios ubicados en la capital y otros municipios, podrán ser recuperados y rehabilitados en beneficio de la ciudadanía.

No obstante, que en el caso de Tunkás en la antigua estación se encuentra un centro cultural, en Tixkokob el espacio de ferrocarriles se convirtió en una unidad deportiva y en Cacalchén, funciona como mercado público.

Zapata Bello, aseguró que los terrenos se convertirán en una serie de espacios para las expresiones artísticas y culturales, para que los creadores yucatecos tengan otra ventana de salida.

“Vamos a convertir esos millones de metros cuadrados en más equidad de género, en más inclusión productiva, en una mayor prevención del delito. Estamos ampliando las fronteras del bienestar”, sostuvo.