Yuan chino le entra 'al quite' ante ataques comerciales de Trump
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Yuan chino le entra 'al quite' ante ataques comerciales de Trump

COMPARTIR

···

Yuan chino le entra 'al quite' ante ataques comerciales de Trump

El yuan ha servido como una variable de ajuste para amortiguar los ataques comerciales de Trump, pero México puede ser dañado de forma colateral.

Esteban Rojas
12/07/2018
Actualización 12/07/2018 - 7:23

En la disputa comercial entre las dos más grandes potencias económicas del mundo, a China se le acabará más pronto el ‘parque’ para aplicar aranceles a Estados Unidos, pero le queda un ‘as bajo la manga’, el ajuste del tipo de cambio de su moneda con el dólar.

En los últimos tres meses, la moneda china se ha depreciado 6.36 por ciento, con lo que llega a su nivel más bajo desde agosto de 2017. Lo que algunos analistas llaman debilidad de la moneda, para el gigante asiático significa mayor competitividad en sus exportaciones.

El yuan ha servido como una variable de ajuste para amortiguar los ataques comerciales de la administración de Trump.

“China favorecería una depreciación gradual y progresiva de su moneda para no crear una crisis de confianza, adicionalmente podría aplicar otras medidas de represalia contra los aranceles de EU, como limitar la adjudicación de licencias a las empresas estadounidenses, frenar la aprobación de fusiones y adquisiciones de compañías chinas por parte de entidades estadounidenses”, declaró Diego Colman, analista de mercados y especialista en divisas para DailyFX del grupo Financiero IG.

China puede aplicar aranceles a Estados Unidos, potencialmente, por un monto de solamente 129 mil 894 millones de dólares, que corresponde a sus importaciones provenientes de ese país, de acuerdo con la Oficina de Censos de Estados Unidos.

En tanto que la administración de Donald Trump tiene un margen mayor, al poder castigar al gigante asiático con aranceles por una cifra de 505 mil 470 millones de dólares, a las que ascendieron sus compras realizadas a la segunda economía del mundo durante el año pasado.

El menor potencial de China para devolver el ‘golpe’ a Estados Unidos en materia de aplicación de aranceles está haciendo que el conflicto se traslade al tipo de cambio del yuan con el dólar, pero también se podrá extender a otras áreas clave para el intercambio entre ambas naciones.

China pudo responder sin muchos problemas a la aplicación de aranceles por parte de Estados Unidos por 34 millones de dólares con una cantidad semejante, pero ya no tendría suficiente margen para revirar a los nuevos anunciados este martes por parte de Estados Unidos.

La administración de Donald Trump amenazó con aplicar aranceles a sus importaciones provenientes de China por un monto de 200 mil millones de dólares.

De cumplir Trump su amenaza el monto de los aranceles a China ascenderán a 234 millones de dólares. Al gigante asiático ya no podría responder en la misma proporción, debido a que sus compras a Estados Unidos se encuentran muy por debajo de ese nivel.

El agotamiento para responder por parte de China, a represalias impuestas por Estados Unidos, deja la puerta abierta para ajustes en el tipo de cambio, como ya está sucediendo.

Sin embargo, para Diego Colman Aunque “China podría devaluar su divisa de manera sustancial para aumentar la competitividad de sus exportaciones y contrarrestar las medidas proteccionistas de la administración de Donald Trump, pero esta no sería su herramienta preferida para combatir los castigos arancelarios. Una devaluación significativa y abrupta del yuan, como la ocurrida en agosto del 2015, provocaría fuertes salidas de capital del mercado chino y desestabilizaría su sistema financiero.”

El efecto de la caída del yuan en México

En la guerra comercial entre China y Estados Unidos, México puede salir dañado de forma colateral.

La devaluación del yuan frente al dólar, está haciendo que también pierda frente a la moneda mexicana.

Del pasado 13 de junio a la fecha, el yuan ha retrocedido 13.06 frente al peso, situación que vuelve más competitivas a sus exportaciones a México y encarece los productos que vende nuestro país al gigante asiático.

El tema cambiario es especialmente importante, debido a que México tiene el déficit comercial más grande con China. Tan solo en el año pasado, el desequilibrio ascendió a 67 mil 432 millones de dólares.

México, no solamente tendrá que redefinir sus relaciones comerciales con Estados Unidos, sino también con el gigante asiático.