Economía

Y ahora, la reforma fiscal de EU podría retrasarse

El Senado de EU presentará su propia propuesta fiscal, lo cual significaría el retraso de los recortes de impuestos corporativos hacia 2019. Prevén que el proyecto del Senado sea muy contrastante con el de Trump.
Clara Zepeda 
08 noviembre 2017 23:14 Última actualización 09 noviembre 2017 12:0
trump

trump

La probabilidad de que se apruebe la reforma tributaria de Estados Unidos se redujo precipitadamente, luego que se difundió que el Senado de ese país presentará su propia propuesta, lo cual retrasaría los recortes de impuestos corporativos hacia 2019 y postergaría el impulso económico esperado.

“Los líderes republicanos del Senado consideran que la implementación de los recortes de impuestos corporativos comience hasta 2019, retrasando también el impulso económico para Estados Unidos que se espera de esta reforma”, señaló Banco Base en un análisis.

En tanto, en un reporte, Finamex Casa de Bolsa prevé que el proyecto de reforma fiscal del Senado sería muy contrastante con el que se presentó en la Cámara Baja.

“De acuerdo con The Washington Post, tal vez el cambio más grande sería el retraso de un año en el recorte de la tasa del impuesto corporativo al 20 por ciento, del actual 35 por ciento.
Independientemente del contenido de la propuesta, resulta evidente la dificultad que enfrentarán los republicanos para lograr la aprobación de una reforma fiscal”, agregó.

El proyecto de Ley, que se anunciaría este jueves, será neutral a los ingresos y no causará un gran aumento en el déficit federal proyectado, de acuerdo con el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell.

“Sería un cambio sustancial del proyecto de ley de la Cámara. Otras disposiciones que aparecían en el proyecto de ley de la Cámara podrían editarse en gran medida o eliminarse por completo en la versión del Senado”, advirtió Finamex.

Además, podría eliminarse la deducción fiscal estatal y local. “Como los republicanos no tienen escaños en el Senado en áreas donde la deducción es popular, como Nueva York y California, no hay razón para mantenerla”, indicó.

Para Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, muchos republicanos no apoyan al presidente Donald Trump al considerar que su propuesta impositiva traería crecimiento económico en el corto plazo, pero en el largo plazo lo podría retrasar.
“Si es contrastante (la nueva propuesta), es otra derrota más para la administración de Donald Trump que podría ser parcialmente bueno para la economía estadounidense”, dijo Siller.

Además de la batalla que hay entre las Cámaras en EU, el plan genera fuertes críticas desde el sector empresarial, como la industria automotriz ante la propuesta del impuesto de gravar con 20 por ciento a la salida de capitales, es decir que si una empresa que está en Estados Unidos quiere mandar dinero a su subsidiaria en México, la transacción tendría ese impuesto.

“Hay rumores de que en la industria automotriz se están quejando porque les afectaría mucho”, agregó Siller.

LOS CAMBIOS SUBIRÍAN PRECIOS EN MÉXICO


De aprobarse el proyecto de reforma tributaria de Trump, que será discutido a partir de la próxima semana en el Congreso de Estados Unidos, habría más inflación en México, debido a una mayor depreciación cambiaria, toda vez que disminuiría el apetito por la inversión de cartera y la productiva, previeron analistas.

En el corto plazo en México se depreciaría el peso, ya que se vuelve más atractivo Estados Unidos, lo cual elevaría los precios.

Jorge Gordillo, director de Análisis Económico y Bursátil de CIBanco, dijo que si la Casa Blanca consigue la aprobación de una reforma fiscal similar a la primera versión que mandó al Congreso, México perderá inversiones y capitales, afectando en el mediano plazo el crecimiento económico nacional.

“Prevemos que la reforma fiscal será más moderada, pero tendría algo de repercusión en la economía, ya que el espíritu de su reforma es atraer inversión de vuelta a Estados Unidos y fortalecer las empresas estadounidenses”, indicó.

Para Gabriel Casillas, director general adjunto de Análisis Económico y Bursátil de Banorte-Ixe, el efecto sobre la economía mexicana sería más perjudicial que la renegociación del TLCAN, sobre todo porque será en un momento políticamente complicado.

economia