Economía

WTI acumula peor caída semanal en 19 meses

01 febrero 2014 2:34 Última actualización 03 enero 2014 15:44

[El crudo Brent acabó la jornada en 106.89 dólares por barril. / Reuters] 


 
Efraín H. Mariano
 
 
Las cotizaciones del petróleo concluyeron este viernes con registros negativos, para acumular su peor caída semanal en 19 meses, ante el eventual retorno al mercado del crudo libio y a un informe semanal negativo sobre reservas petroleras en Estados Unidos.
 
 
Así, en el New York Mercantile Exchange (Nymex), el convenio del crudo WTI para entrega en febrero, que ya había perdido cerca de 3 dólares el jueves --su peor caída en 14 meses--, se replegó 1.48 dólares para concluir en 93.96 dólares el barril, su menor pizarra desde el 2 de diciembre.
 
 
En la semana, el energético se desplomó 6.3 por ciento, su peor en un descenso en un periodo similar desde junio del 2012.
 
 
En Londres, en el Intercontinental Exchange (ICE), el convenio del crudo Brent con liquidación en febrero perdió 89 centavos de dólar, o 0.8 por ciento, para cerrar en 106.89 dólares el barril.
 
 
Operadores asocían la reciente caída de los petroprecios al potencial retorno al mercado del petróleo libio y a las señales de una menor demanda de energéticos en Estados Unidos.
 
 
El jueves, las autoridades de Libia anunciaron que la actividad en el campo de al-Charara, en el sur de Libia, donde se extraen en tiempo normal 330 mil barriles diarios, se reanudaría en 2 o 3.
 
 
Adicionalmente, el mismo jueves, el anuncio de una reducción de 7 millones de barriles en las reservas de crudo, tres veces mayor que lo previsto, podría haber hecho subir los precios, dado que representaría una señal de incremento de la demanda de oro negro; sin embargo, la caída estuvo asociada a factores externos y no a los fundamentos del mercado.
 
 
Lo anterior, debido a que el informe del DoE también da cuenta de un aumento de los stocks de productos destilados de 5 millones de barriles, sorprendiendo a los analistas, quienes esperaban un incremento de sólo 750 mil barriles; las existencias de gasolina registraron un aumento de 800 mil barriles. De hecho, la demanda de combustibles se desplomó 7.2 por ciento, la mayor caída desde enero de 2012.
 
 
Paralelamente, la oferta no parece reducirse en el país; incluso, la producción de crudo sumó 8.1 millones de barriles diarios la semana pasada, un nivel récord desde septiembre de 1988.