Economía

Vulnera delincuencia a almacenes de depósito

10 febrero 2014 4:9 Última actualización 14 octubre 2013 5:4

[Son robadas cosechas que se resguardan en esas instituciones / Bloomberg]


 
 
Marcela Ojeda
 
 
Los Almacenes Generales de Depósito (AGD), que resguardan gran parte de las cosechas agropecuarias nacionales, se han convertido en el nuevo blanco de la delincuencia en México.
 

Entre 85 a 90 por ciento de las cosechas nacionales están comercializadas o financiadas a través de certificados de depósito que emiten los AGD, como únicos entes legalmente autorizados para emitirlo.
 

No obstante, se enfrentan al robo violento de inventarios, los cuales están amparados con certificados cuyo valor va de los veinte a los cincuenta millones de pesos, mientras los seguros para este tipo de siniestro sólo cubren entre seis y ocho millones de pesos.
 

Además, desde hace muchos años encaran una problemática derivada de la falta de revisión y supervisión de las almacenadoras sobre los bodegueros habilitados, que en ocasiones sustraen la mercancía que tienen bajo su resguardo.
 

En la práctica, los AGD tienen que autorizar a los bodegueros habilitados, que son sus propios clientes, a que tengan la mercancía en sus bodegas, pero hay almacenadoras que no cumplen su función de supervisarlos, dijo a El Financiero Alonso Rivera, abogado especialista en el tema.
 

Por su parte, Raúl Millán, presidente ejecutivo de la Asociación de Almacenes Generales de Depósito (AAGEDE), destacó que los robos de los que han sido víctimas les están impidiendo cumplir con sus obligaciones frente a sus acreedores.
 

Ello en virtud de que los certificados que se expiden se negocian con la banca de desarrollo, comercial y con el Fira, quienes otorgan financiamientos hasta por el 80 por ciento del valor éstos, y por lo tanto,son los tenedores de los mismos.
 

“Los certificados constituyen un crédito, y en caso de incumplimiento, el tenedor del certificado de depósito le pide al almacén la entrega del inventario en custodia, que es la garantía del crédito”, agregó Millán Flores, al destacar que ante la problemática de los robos están solicitando que las aseguradoras amplíen las coberturas.
 

“Estamos pidiendo la intervención de la Asociación de Bancos de México (ABM), de instituciones de seguros y de Agroasemex, a quien nos acercamos para participar a través de un fondo de auto-aseguramiento.
 

En este sentido, Rivera detalló que el robo más reciente se registró en Durango, sin que se tenga información precisa de los volúmenes, por tratarse de cifras confidenciales de los asociados.
 

“Tampoco es algo que se dé a diario o muy frecuentemente, pero antes no ocurría”, dijo.
 

Comentó que se han presentado comandos armados, incluso con tráileres donde cargan el inventario depositado y amparado por certificados de depósito en los locales auditados. Son robos que han durado tres, cuatro, seis o hasta doce horas.
 

“En uno estuvieron cargando permanentemente los tráileres con los inventarios, incluyendo semovientes, particularmente volúmenes importantes de ganado, y el problema es la cobertura totalmente insuficiente en términos de las pólizas que amparan los inventarios que tenemos en los locales y en las instalaciones habilitadas”, añadió.