Economía

Voto a favor del "no" debilitará la posición
de Grecia: Juncker

La intensa campaña para el referendo griego sobre si Atenas debe o no aceptar las reformas de mayor austeridad propuestas por los acreedores a cambio de fondos del rescate internacional finaliza en las próximas horas con actos simultáneos en defensa del "sí" y el "no"; una encuesta de opinión muestra un empate.
Agencias
03 julio 2015 8:32 Última actualización 03 julio 2015 8:42
Referéndum en Grecia

Una amplia mayoría de la población —74 por ciento— quiere que el país permanezca en el euro, frente a 15 por ciento que prefiere la vuelta a una moneda nacional. (Bloomberg)

LUXEMBURGO.- Un "no" en el referéndum del domingo debilitaría drásticamente la posición de Grecia en las negociaciones de deuda, dijo el viernes el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que no quiso decir si los acreedores retomarían las conversaciones en ese caso.

"El programa ha llegado a su fin, no hay negociaciones en curso, si los griegos votan no", añadió. "Incluso en el caso de un 'sí', tendremos por delante negociaciones difíciles", sostuvo Juncker.

El primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, dijo que la UE necesita tender puentes con Grecia y con Reino Unido, que planea un referéndum sobre su pertenencia al bloque.


FUTURO DE GRECIA

En Ámsterdam el jefe del consejo de ministros de Finanzas de la Zona Euro calificó como "completamente falsas" las afirmaciones del ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, de que Grecia no estaba lejos de llegar a un acuerdo con sus acreedores.

Jeroen Dijsselbloem, también ministro de Finanzas de Holanda, dijo que Grecia tenía un futuro complicado, independientemente de cuál fuera el resultado del referendo del domingo sobre si el país acepta o no el rescate.

Dijsselbloem afirmó que era inevitable que se impongan medidas fiscales duras.

"Cualquier político que diga que no sería necesario (imponer esas medidas) en el caso de (que gane) la opción "No" está tratando de engañar a su pueblo", dijo Dijsselbloem el viernes, tras una reunión del gabinete holandés.

Con información de Reuters y AP.