Economía

Volatilidad y creación de un plan estratégico, principales retos de la BMV: Ruiz Sacristán

El nuevo presidente de la BMV dijo que se espera que la elevada volatilidad no durará mucho, mientras tanto trabajan en un plan estratégico para hacer crecer a la Bolsa en cinco años.
Clara Zepeda
19 enero 2015 12:13 Última actualización 19 enero 2015 12:46
José Oriol (izq.) y Jaime Ruíz Sacristán (der.), director y presidente de la BMV, respectivamente (Eladio Ortiz/El Financiero)

José Oriol (izq.) y Jaime Ruíz Sacristán (der.), director y presidente de la BMV, respectivamente (Eladio Ortiz/El Financiero)

CIUDAD DE MÉXICO.- La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) está preparada con mecanismos que actuarán de manera eficiente para quienes quieran comprar y vender sus títulos en los episodios de elevada volatilidad que se avecinan por los movimientos de política monetaria y desaceleración económica en el mundo.

Durante la primera conferencia de prensa del nuevo presidente de la BMV, Jaime Ruiz Sacristán, y del director general de la entidad bursátil, José Oriol-Bosch, los directivos garantizaron que habrá un comprador y un vendedor de títulos bursátiles en la medida que los inversionistas empiecen o puedan retirar flujos del mercado de capitales nacional para emigrar a activos más seguros, como respuesta de los movimientos dispares de políticas monetarias a nivel mundial.

Y es que ante los movimientos en tasas de referencia, analistas prevén un reacomodo de capitales en el mundo, siendo los emergentes de los más afectados, como es el caso de México, que pertenece a la categoría.

Para José Oriol, el mayor reto que tiene actualmente la Bolsa Mexicana es la volatilidad mundial, pues los eventos internacionales han inhibido una mayor rentabilidad en el mercado y la concreción de nuevos planes de financiamiento.

"Los mercados volverán pronto a la normalidad... Hay reacciones en exceso a nivel mundial, por lo que esperamos que la elevada volatilidad no durará mucho", afirmó Jaime Ruiz.

Es por ello que los directivos están confiados en que este año podría llegar a buen puerto por lo menos las diez ofertas en el mercado de capitales que pronosticaban a finales de 2014.

RETOS AGRESIVOS

Sacristán y Oriol anunciaron, sin dar detalles, que trabajan en un plan estratégico para hacer crecer a la Bolsa Mexicana, no en un año, sino en cinco años.

Esto a base de "crecer, crecer y crecer", dijo Oriol-Bosch.

"Estaremos planteándole a los miembros del Consejo de la BMV un programa agresivo para lograr que la bolsa sea representativa de la economía", anunció el presidente de la Bolsa Mexicana.

Y es que el panorama mexicano en materia de proyectos energéticos es muy prometedor, por lo que la BMV hará una contribución a dichos proyectos.

Sin embargo, Sacristán reconoció que estos proyectos son de largo plazo, rentables y pilares de crecimiento, de ahí que los resultados no se ven de corto plazo, pero que la BMV está preparado con instrumentos de financiamiento.

Otro reto que mencionaron es en un esfuerzo de cultura financiera, tanto de los emisores como de los inversionistas, los directivos rechazaron que fraudes financieros como al de los ahorradores de la Sofipo Ficrea no daña la imagen del mercado bursátil.

Antes bien, el fraude de Ficrea debe enseñar que "es mejor los mercados formales y transparentes como la BMV", sostuvo Oriol.

LA SEMANA DEL MILA

En la antesala de la presentación del Mercado Integrado Latinoamericano (Mila) en México este miércoles en el Piso de Remates de la BMV, José Oriol afirmó que la adhesión de nuestro país a este mercado será de manera gradual y ordenada.

Este miércoles se realiza una reunión de las autoridades financieras mexicanas y participantes de la BMV con José Antonio Martínez, gerente general de la Bolsa de Comercio de Santiago; Francis Stennig, gerente general de la Bolsa de Valores de Lima y Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia.

Las autoridades de estos mercados Latinoamericanos estarán aportando conocimientos regulatorio y operativos en México.