Economía

Actinver prevé volatilidad financiera en 2015 por ajustes en política de Fed

El director de Estrategia de Actinver considera que México tiene armas que lo defienden en el plano macroeconómico, pero asegura que el Banxico deberá anticiparse a las decisiones de la Fed para evitar salida de capitales y un mayor repunte en el tipo de cambio.
Clara Zepeda
02 octubre 2014 12:52 Última actualización 02 octubre 2014 15:18
Ernesto OFarril Santoscoy

Ernesto O'Farril Santoscoy, director de Estrategia de Actinver, previó que la volatilidad será intensa el próximo año. (Eladio Ortiz)

Las olas de volatilidad serán intensas en 2015, por lo que el Banco de México tendrá que incrementar sus tasas de referencia en el primer semestre del próximo año, anticipándose a las acciones monetarias de la Reserva Federal (Fed), prevé Grupo Financiero Actinver.

Ernesto O'Farrill Santoscoy, director de Estrategia de Actinver, advirtió de que se avecina un entorno de mucho nerviosismo en los flujos internacionales, ante la normalización de tasas de interés en dólares por parte de la Fed, causando depreciación en el tipo de cambio e incremento en las tasas de interés en México.

"Para el próximo año, las oleadas de volatilidad serán intensas y se intensificarán cada vez que haya reunión de política monetaria del Comité de Mercados Abiertos de la Fed (...) prevemos que la autoridad estadounidense comience a subir tasas en el tercer trimestre de 2015, de manera gradual, para alcanzar un nivel de entré 0.75 y 1.0 por ciento al cierre de año, del actual nivel de entre cero y 0.25 por ciento".


Es por ello que el Banco de México tendrá que adelantarse a la Fed, al incrementar su tasa de referencia (quizás en enero o febrero) del actual 3.0 al 4.0 por ciento en dos o tres sesiones en 2015, estimó O'Farrill.

Durante la presentación de su "Reporte Económico México 2015", O'Farrill Santoscoy consideró, en el peor de los casos, que la salida de flujos de capital de México pudiera sumar entre 10 mil y 20 mil millones de dólares, lo que provocaría un tipo de cambio superior a 13.50 pesos por dólar.

"Estamos suponiendo que en este entorno de volatilidad de flujos internacionales, el Banco de México va a tener que defender al tipo de cambio, ajustando su tasa de referencia de 3.0 a 4.0 por ciento el próximo año, e inclusive regrese a los esquemas de subastas de dólares, siempre y cuando la paridad toqué 13.80 y 14 pesos.

El especialista de Actinver destaca, que dentro de este escenario de elevada volatilidad, México tiene armas que lo defienden en el plano macroeconómico, de calidad crediticia y de cambios estructurales.

CRECIMIENTO MEDIOCRE

Para 2015, la economía mexicana podría crecer 4.0 por ciento si se cumplen todos los supuestos de una aceleración de la industria estadounidense, más el incremento de la inversión pública y privada en el país.

Ernesto O'Farrill afrimó que la inversión en nuestro país ya se ha puesto en marcha, toda vez que los recursos extranjeros directos podrían sumar 30 mil millones de dólares en 2015.

Pese a este escenario, el directivo alertó que se presentan retos enormes para lograr la consolidación del crecimiento en los siguientes años.

Y es que para 2016 estima una tasa del PIB de 3.3 por ciento. "Para 2018, las autoridades están estimando un crecimiento de 5.0 por ciento. Pienso que sería un crecimiento mediocre para el Arsenal de reformas que ya se aprobaron", concluyó Ernesto O'Farrill.