Economía

Viables, amparos contra la reforma hacendaria

01 febrero 2014 7:17 Última actualización 14 noviembre 2013 5:2

  [El sector privado analiza los puntos “sensibles” que más afectarán a las empresas. / Arturo Monroy/ El Financiero] 


 
 Isabel Becerril
 
 
Al interior del sector privado se analizan los puntos “sensibles” de la reforma hacendaria que más afectarán a las empresas cuando llegue el momento de su aplicación, así como la viabilidad para las firmas de ampararse y el posible éxito que pudieran tener.
 
 
Pedro Higuera Velázquez, presidente de la Comisión de Asuntos Tributarios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), adelantó que el estudio que realiza el organismo ya arrojó los primeros resultados:
 
 
Uno de los puntos sensibles de la reforma es la deducción parcial de las prestaciones laborales que otorgan las empresas, porque en la Ley Federal del Trabajo (LFT) es un requisito, por lo que considera que es indispensable la deducibilidad al 100 por ciento y en este aspecto si las compañías se amparan, hay todas las posibilidades de éxito.
 
 
Otro aspecto en el que puede haber buenos resultados en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), es el de las prestaciones que obliga la LFT a que sean otorgadas a los trabajadores y que hasta diciembre estarían exentas de impuestos, como el pago de aguinaldos.
 
 
Pedro Carreón, socio en materia de impuestos de la Consultoría PricewaterhouseCoopers (PwC), indicó que dos aspectos pueden generar controversia en la Corte. Uno es el de la disminución del importe de los salarios exentos no deducibles (tasa de 47 o 53 por ciento), porque en la Corte esta deducción había sido considerada como estructural y el otro es el relacionado con la apreciación del costo de ventas, en el que la autoridad ya había resuelto que era válido actualizar su costo.
 
 
En el caso de las cuotas de seguridad social de los trabajadores pagadas por los patrones que ya no serán deducibles puede haber vicios de inconstitucionalidad o iniquidad y la SCJN puede inclinar la balanza a favor del que presente un amparo, comentó.
 
 
El socio especialista en impuestos de la firma PwC, recomendó a las empresas que primero analicen con cuidado el punto contra el que se van amparar en la Corte, porque hay aspectos que prácticamente se perderían.
 
 
Explicó que si las empresas pretenden hacer uso de su derecho contra los impuestos que se aplicaron a la “mal llamada comida chatarra” es casi un hecho que perderán, porque el argumento del gobierno para aplicar estos gravámenes especiales sobre producción y servicios, es que se hizo por cuestiones de salud y no por aspectos recaudatorios.
 
 
También consideró que el ampararse contra la homologación del IVA en la frontera sería inviable, porque en todo el país se paga ese gravamen a un tasa especifica y “por qué a esta zona del país debe aplicarse un tratamiento preferencial en materia de gravámenes, no tiene sentido”.
 
 
Por su parte, Raúl Picard del Prado, presidente de la Comisión de Comercio Interior de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), manifestó su desacuerdo en que las empresas del ramo alimentario estudien la posibilidad de ampararse contra algunas disposiciones de la nueva reforma hacendaria, porque dijo que los afectados serán los consumidores y no las compañías.
 
 
Gerardo Palomar, profesor de Cátedra del Instituto Tecnológico de Monterrey-Campus Santa Fé, advirtió que el interponer un amparo en la aplicación de los Impuestos Especiales sobre Producción y Servicios a productos con alto contenido calórico y a los refrescos, será difícil que se ganen, porque este tema se ha politizado y la realidad en la ley está al entender del criterio de una persona.
 
 
 
 
¿Qué elementos se deben considerar antes de recurrir al amparo?
 
 
Para llegar a este paso, primero hay que considerar si la autoridad o la ley que entra en vigor están afectando a la persona; y si la afectación es por equidad y proporcionalidad del impuesto, se debería obtener una resolución favorable.
 
 
Dijo que una vez que entre en vigor la reforma hacendaria, no sorprenderá el hecho de que muchas empresas interpongan un amparo con alguna de las nuevas disposiciones, lo difícil estará en lo que obtengan.