Economía

Consumo de los hogares retoma fuerza en mayo

Los ingresos de empresas comerciales al por menor registraron una expansión a tasa anual de 8.9%, la más alta que se tenga registro para un quinto mes.
Thamara Martínez
25 julio 2016 9:27 Última actualización 26 julio 2016 5:5
compras

Con un alza de 14.6 por ciento, esta rama del comercio destacó como la más dinámica. (Bloomberg)

Las ventas minoristas en el país se elevaron 8.9 por ciento anual en mayo, apuntando así su mayor expansión en al menos siete años, una cifra sin precedente.

De acuerdo con los datos desestacionalizados del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), a partir de enero de 2009, año en que inició el registro de la actividad de las empresas de comercio al por menor y al por mayor, no se cuenta con un dato de crecimiento tan significativo como el mencionado.

“Observamos un crecimiento que se mantiene sólido, de hecho la tasa de variación durante el año fue de 8.1 por ciento en promedio, bastante en línea con lo obtenido durante el mes de mayo, demostrando que se ha mantenido sólido en este rango”, afirmó Pamela Díaz, analista económico de Banco Ve Por Más.

La venta de muebles y enseres domésticos, así como alimentos y automóviles impulsaron al sector comercio durante mayo.
En el caso de los enseres domésticos, muebles y artículos de decoración, reportaron un crecimiento anual de 14.6 por ciento, mientras que en alimentos el avance fue de 8.4 por ciento, pero su peso en el índice de ventas es de 14.5 por ciento.

FOCOS
Triplican PIB. Las ventas subieron 8% de enero a mayo, casi tres veces el alza del PIB del primer trimestre.

Doble dígito. En 24 entidades las ventas reportaron alzas de dos dígitos. En Chiapas fue de 62%.

En el caso de la venta de automóviles, avanzaron 23.2 por ciento y su peso en el índice es de 9.7 por ciento, según un reporte de Ve por Más.
En las cifras originales los ingresos de los establecimientos minoristas avanzaron 8.6 por ciento anual en mayo, con lo que superaron los pronósticos del consenso de analistas, de seis por ciento.

Este indicador acumula un crecimiento de ocho por ciento entre enero y mayo, por arriba del 4.9 por ciento del mismo periodo de 2015.

RIESGO DE MENOR DINAMISMO
Díaz destacó que se están anticipando algunos riesgos que podrían materializarse a partir de la lectura de junio, ya que hay factores que podrían hacer que este crecimiento de ocho por ciento se reduzca a niveles de cinco o seis por ciento, “que de hecho ya lo observamos con las ventas de la ANTAD”.

Los riesgos que la analista espera se consoliden serán por parte del recorte al gasto público, además de una base de comparación cada vez más complicada hacia la segunda mitad del año. Sumado a ello advierte que se espera un incremento en el desempleo que podría afectar al ingreso, ocasionando un impacto directo sobre ventas.

“En cuarto lugar estamos percibiendo desaceleración en la propensión de compras de las familias, a través del índice de confianza, y por último, riesgos relacionados con el traspaso cambiario podrían hacer que las ventas continúen con un crecimiento, pero ya no observemos las tasas de la primera mitad del año”, destacó Díaz.

Para analistas de Grupo Financiero Banorte, es probable que las ventas al menudeo y el consumo privado mantengan un avance dinámico en los próximos meses. Consideran que este crecimiento sostenido responderá a cuatro factores: mayor oferta crediticia, crecimiento del salario en términos reales, una aceleración en el mercado laboral y un incremento en el flujo de remesas hacia los hogares mexicanos.

SERVICIOS MANTIENEN SOLIDEZ

Las pérdidas reportadas en los ingresos por servicios inmobiliarios y de arrendamiento parecen no haber acotado el desempeño del sector terciario, cuyos ingresos por la prestación de servicios crecieron 6.3 por ciento anual en mayo. Según cifras desestacionalizadas del INEGI, éste figura como su menor aumento en tres meses.

La prestación de servicios de bienes muebles generó 15.5 por ciento menos ingresos que hace un año, cifra que enmarca la tercera caída en ingresos de forma consecutiva y su mayor pérdida desde marzo.

“El resultado del indicador de servicios en conjunto se ve bastante bien”, declaró Díaz, explicando que en promedio durante el año ha tenido un crecimiento de 7.7 por ciento. Consideró que el sector terciario se mantiene todavía con un rango de crecimiento bastante estable, pese a la desaceleración en servicios inmobiliarios y otros sectores de aporte mínimo.

Sobre el significativo descenso en la actividad inmobiliaria, indicó que ha sido afectado por una alta base de comparación tras haber registrado crecimientos muy fuertes durante los mismos meses en 2015.

Los servicios de esparcimiento, culturales, deportivos y otros servicios recreativos, fueron los que mayor crecimiento en ingresos registraron con un alza de 14.4 por ciento frente a mayo de 2015.

Entre enero y mayo los servicios crecieron 7.6 por ciento anual, más que el 7.3 por ciento reportado en igual periodo de 2015.

Las ganancias de mayo para las empresas comerciales dedicadas a las ventas minoristas se elevaron 8.9 por ciento frente a 2015.  Su mejor resultado en casi siete años y medio.
: