Economía

Ventas minoristas retoman fuerza en febrero

Los segmentos de ferretería y tlapalería, papelería y abarrotes, y alimentos los que mejor desempeño registraron en los ingresos de los comercios orientados al menudeo. 
Thamara Martínez
26 abril 2017 9:34 Última actualización 26 abril 2017 9:45
supermercado

supermercado (Bloomberg)

Las ventas al por menor en la economía mexicana observaron un repunte en su comparativo anual, luego de que perdieran fuerza al inicio de año. En febrero el incremento en los ingresos por ventas minoristas fue de 7.6 por ciento. 

Mes con mes el avance en las cifras ajustadas por efectos estacionales fue de 2.4 por ciento, tras reportar dos meses consecutivos de caídas, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi) presentados este miércoles. 

Por ramas de actividad se advierte que el mejor desempeño en los ingresos de los comercios orientados a las ventas al por menor estuvo impulsado por los crecimientos de dos dígitos en los segmentos de ferretería y tlapalería, papelería y abarrotes y alimentos.

A la cabeza se ubicó la expansión de las ventas de ferretería y tlapalería con un alza anual de 18 por ciento, por su parte los artículos de papelería incrementaron sus ingresos en 17.7 por ciento, mientras que las ventas de abarrotes y alimentos fueron 11.9 por ciento mayores.

En la parte baje de la tabla, las ventas muebles y computadoras destacaron como la única rama en reportar pérdidas en el último año. Frente a febrero de 2016 este rubro descendió 0.8 por ciento en ingresos, enmarcando su primera baja en 13 meses.

Vale considerar que el consumo de este tipo de bienes duraderos resulta sensible a las variaciones del tipo de cambio. Además, muchas de las veces su compra se realiza a crédito, por lo que las decisiones de compra de los consumidores podrían estar siendo influenciadas por los incrementos en la tasa de referencia por parte de Banco de México (Banxico) en últimas fechas.

Con el crecimiento más bajo resaltaron las ventas en tiendas de autoservicio y departamentales, con un aumento anual de 3.0 por ciento. Los ingresos para comercios dedicados a las ventas de ropa, calzado y accesorios fueron los segundos de menos avance al crecer 5.5 por ciento.

: