Economía

Ventas minoristas
en la zona euro superan expectativas de alza

La baja inflación en la eurozona podría estar favoreciendo el gasto de los consumidores, razón por la cual las ventas minoristas repuntaron 0.4% en febrero, informó Eurostat. 
Reuters
03 abril 2014 8:13 Última actualización 03 abril 2014 9:34
[Los austeritarios de Europa hicieron algo terrible, arruinando la vida a millones / Bloomberg]

En Alemania, la mayor economía de la región, las ventas minoristas subieron un 1.3 por ciento en febrero. (Bloomberg)

BRUSELAS.- Las ventas minoristas en la zona euro subieron más de lo esperado en febrero, impulsadas por los consumidores alemanes, en una señal de que la baja inflación podría estar alentando a los consumidores a gastar más.

En la segunda lectura positiva de este año, las ventas subieron 0.4 por ciento en febrero respecto al mes anterior, informó la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, dato mucho mejor que la caída de 0.6 por ciento que proyectaron economistas consultados.

Las ventas para febrero respecto a igual mes del año anterior subieron 0.8 por ciento, acorde con las expectativas de especialistas.


La combinación de un desempleo récord y una frágil recuperación tras la recesión en el bloque han obligado a los consumidores a disminuir su consumo, y las autoridades permanecen atentas para ver si los riesgos de deflación están llevando a las familias a postergar sus compras hasta que los precios bajen más.

La inflación en la zona euro registró en marzo su menor tasa desde noviembre de 2009,
una fuerte caída que generó expectativas de que el Banco Central Europeo (BCE) tomaría una acción radical para frenar la amenaza de deflación.

La inflación se ha ubicado en la "zona de peligro" del BCE por debajo de 1.0 por ciento por sexto mes consecutivo.

Pero el banco central regional, que tiene por objetivo una inflación de poco menos de 2.0 por ciento, mantuvo sin cambios sus tasas de interés en 0.25 por ciento en marzo y ha argumentado que los riesgos de deflación en el bloque son limitados.

Cierta ayuda está al alcance de Alemania, la mayor economía de la región, donde las ventas minoristas subieron 1.3 por ciento en febrero; en Francia aumentaron 0.4 por ciento.

No obstante, muchos países donde el desempleo es alto, como España y Portugal, registraron un declive en las ventas en una base mensual.