Economía

Ventas minoristas en GB reportan la mayor caída en cuatro años tras Brexit

El dato sobre las ventas minoristas en julio pone en entredicho la capacidad de los consumidores británicos para evitar una recesión ante el impacto del Brexit.
Reuters
27 julio 2016 13:13 Última actualización 27 julio 2016 13:14
[EU dará a conocer el índice definitivo de la confianza de los consumidores para octubre / Bloomberg] 

La economía británica creció a un ritmo bastante sólido en el periodo previo a la votación del Brexit. (Bloomberg)

LONDRES.- Las ventas minoristas británicas sufrieron la caída más acentuada en cuatro años tras el referendo del mes pasado sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea, lo que generó cuestionamientos sobre la capacidad de los consumidores para evitar una recesión ante el impacto del Brexit.

La Confederación de Industrias Británicas (CBI) informó que su índice de volumen de ventas minoristas de julio cayó a menos 14 desde 4 en junio, su menor nivel desde enero de 2012. Los pedidos presentados a los abastecedores bajaron a su tasa más acentuada desde marzo de 2009 y se espera que declinen rápidamente en agosto.

Cifras oficiales divulgadas temprano hoy miércoles indicaron que la economía británica creció a un ritmo bastante sólido en el periodo previo a la votación. Pero los economistas esperan una fuerte desaceleración, ya que las empresas y los consumidores decidieron tomar resguardos tras el sorpresivo resultado de la votación.

La CBI informó que las ventas cayeron notablemente entre el 28 de junio y el 14 de julio y los minoristas redujeron sus pedidos a los abastecedores al mayor ritmo desde la crisis financiera de 2008 y 2009.

"Es un mal comienzo", dijo la economista Elizabeth Martins de HSBC. "Si estás esperando que el consumidor sea relativamente resistente, entonces esto no es particularmente alentador", sostuvo.

Se espera que el Banco de Inglaterra recorte las tasas de interés la próxima semana por primera vez desde 2009 y el ministro de Finanzas Philip Hammond reiteró el miércoles que el Gobierno estaba dispuesto a proveer medidas de apoyo a la economía mientras atraviesa por "un periodo de ajustes".

El dato de la CBI representa una medición preliminar sobre la manera en que el sector minorista se ha comportado desde el inesperado resultado del referendo del 23 de junio. Sondeos publicados la semana pasada sobre los sectores de manufacturas y servicios sugirieron que la economía británica se contrae a su ritmo más veloz desde 2009.