Economía

Ventas minoristas de EU superan expectativas

12 febrero 2014 4:17 Última actualización 13 junio 2013 9:43

[Bloomberg] 


 
Reuters
 
Las ventas minoristas en Estados Unidos subieron más de lo esperado en mayo, ya que las familias intensificaron las compras de autos y adquirieron otros bienes, sugiriendo que la economía salió de su reciente bache.
 
Las ventas totales al por menor se incrementaron un 0.6% tras subir un 0.1% en abril, dijo el Departamento de Comercio.
 
Los economistas consultados en un sodeo esperaban que las ventas minoristas, que representan cerca del 30% del gasto del consumidor, subieran un 0.4% en mayo.
 
Las llamadas ventas subyacentes, que eliminan automóviles, gasolina y materiales de construcción y se ajustan más al componente del gasto del consumidor en el Producto Interno Bruto de Estados Unidos, subieron un 0.3% tras un alza de 0.2% en abril.
 
El aumento en las ventas subyacentes ofrece esperanzas de que el gasto del consumidor no se haya paralizando tanto en el segundo trimestre, luego de haber caído en abril por primera vez en un año.
 
La cifra de las ventas minoristas, que se conoce luego de datos de la semana pasada que mostraron un ritmo constante en la creación de empleos y un salto en la confianza del consumidor, sugiere una fortaleza subyacente para la economía, pese al endurecimiento fiscal de Washington, que está afectando a las fábricas.
 
Las ventas escalaron en la mayoría de las categorías, donde el segmento de autos creció un 1.8 %, el mayor incremento desde noviembre. Excluyendo autos, las ventas subieron un 0.3% tras una lectura plana el mes previo.
 
El incremento en las ventas se registró pese a una baja del 0.2% en la facturación en las estaciones de gasolina. Excluyendo las compras en las estaciones de gasolina, las ventas subieron un 0.6%.
 
Las ventas de materiales de construcción y de los abastecedores de equipos de jardinería subieron un 0.9% tras haber anotado un incremento del 3.6% en abril. La demanda por viviendas está fortaleciendo el segmento de bienes para la construcción de casas, que ayuda a anclar la base de recuperación de la economía.
 
También hubo avances en las ventas de artículos deportivos, libros y tiendas de música, que subieron un 0.6%. No obstante, la facturación en los almacenes de ropa cayó un 0.2%.
 
Las ventas en tiendas que venden equipos electrónicos y electrodomésticos cayeron un 0.4% mientras que la facturación por muebles bajó un 08%.