Economía

Ventas minoristas de EU retroceden en diciembre, pero se descarta debilidad

Las ventas minoristas subyacentes en la Unión Americana, un parámetro del gasto del consumidor, bajaron 0.4% en diciembre afectadas por una reducción de 1.6% en la facturación de las tiendas de electrónicos e insumos para el hogar.
Reuters
14 enero 2015 8:17 Última actualización 14 enero 2015 9:32
Ventas minoristas en EU

Ventas minoristas en EU. (Bloomberg)

WASHINGTON.- Una medición subyacente del gasto del consumidor estadounidense bajó de manera inesperada en diciembre, aunque no sería el inicio de una tendencia débil pues el consumo se sostendría por los precios más bajos de la gasolina y la mejora del mercado laboral.

El Departamento de Comercio informó que las ventas minoristas sin contar autos, gasolina, materiales de construcción y servicios alimentarios cayeron 0.4 por ciento el mes pasado tras un aumento de 0.6 por ciento en noviembre.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban un avance de 0,4 por ciento el mes pasado en este rubro.


Las llamadas ventas minoristas subyacentes se corresponden en forma más estrecha con el componente del gasto del consumidor en el reporte del Producto Interno Bruto (PIB).

El sorpresivo declive de diciembre podría atenuar las expectativas de que el consumo, que explica más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, se habría acelerado fuertemente en el cuarto trimestre.

Pero como el mercado laboral se fortalece y los precios de la gasolina continúan bajando, la caída de diciembre probablemente será temporaria.

Las ventas subyacentes del mes pasado fueron afectadas por una reducción de 1.6 por ciento en la facturación de las tiendas de electrónicos y artefactos para el hogar.

Respecto del nivel de hace un año, las ventas subyacentes subieron 3.2 por ciento.

La caída de los precios de la gasolina hizo que los ingresos de las estaciones de servicio se contrajeran 6.5 por ciento, el mayor declive desde diciembre de 2008.

Eso se combinó con un retroceso de 0.7 por ciento en la facturación de las concesionarias de autos para hacer bajar las ventas minoristas en general 0.9 por ciento, la mayor caída desde enero del año pasado.

Las ventas minoristas de noviembre fueron revisadas para mostrar un aumento de 0.4 por ciento en lugar del avance reportado previamente de 0.7 por ciento.