Economía

Mayor inflación frena ventas en establecimiento minoristas

Las mayores caídas se registraron en las ventas de combustible, aceite y lubricantes, aunque la solidaridad de los mexicanos con las víctimas del sismo ha generado un fuerte crecimiento de las ventas en comercios formales.
Thamara Martínez
21 septiembre 2017 8:35 Última actualización 22 septiembre 2017 5:5
La desaceleración de las ventas minoristas obedece principalmente a la trayectoria ascendente de la inflación. (Bloomberg)

La desaceleración de las ventas minoristas obedece principalmente a la trayectoria ascendente de la inflación. (Bloomberg)

Las ventas minoristas en México registraron un moderado crecimiento durante julio, ante la tendencia creciente en la inflación. En comparación con el séptimo mes del año pasado aumentaron apenas 0.6 por ciento y con ello hilaron dos meses de alzas marginales, de acuerdo con las cifras ajustadas por efectos estacionales del INEGI.

Las ramas que reportaron las mayores caídas fueron las ventas de combustible, aceite y lubricantes, con 4.6 por ciento anual. Las ventas de motocicletas y otros vehículos de motor fueron las segundas con mayores pérdidas, de 4.5 por ciento, en tanto que el rubro de automóviles y camionetas descendió tres por ciento. En total, siete ramas redujeron sus ventas, una no observó variación y 14 se mantuvieron en expansión.

Analistas de Grupo Financiero Banorte explicaron en un reporte que la desaceleración de las ventas minoristas obedece principalmente a la trayectoria ascendente de la inflación, lo cual ha desincentivado el consumo de mercancías, particularmente de bienes duraderos, como en el caso de los automóviles.

Los rubros con los mayores incrementos anuales en ventas fueron en equipos de cómputo y telefonía celular, 27.8 por ciento anual, seguidos de bebidas, hielo y tabaco, que aumentaron 22 por ciento.

sedebilita22

Sismo elevará ventas en septiembre

Respecto a la trayectoria futura de las ventas, los analistas estiman que pese a la desaceleración que se observó en el mes de referencia, los eventos sísmicos que han sacudido al país en las últimas semanas, serán factores que dinamicen la actividad comercial.

“Si bien consideramos que tanto el consumo privado será menor durante los próximos meses dada la trayectoria ascendente de la inflación, es probable que las ventas minoristas de septiembre registren un fuerte crecimiento tras los sismos de los últimos días”, detallaron los analistas de GF Banorte.

“La solidaridad de los mexicanos para ayudar a las víctimas del sismo ha generado un fuerte crecimiento de las ventas en comercios formales, particularmente de alimentos y bebidas, artículos para la salud y artículos de ferretería”, indicaron.

Para analistas de Monex, la desaceleración en el comercio podría prevalecer en lo que resta del año, ya que el consumidor enfrenta precios más elevados y mayores costos del crédito respecto a 2016. Indicaron que la demanda seguirá teniendo un impacto importante en el crecimiento, pero será cada vez más moderado.