Economía

Venezuela podría perder su principal mercado petrolero

12 febrero 2014 5:13 Última actualización 26 abril 2013 9:50

 [Reuters] El exdirectivo de la petrolera, José Toro, dijo que el mercado petrolero amenza con cambios para los que no está lista Pdvsa.


 
Notimex
 
 
Caracas.- Petróleos de Venezuela (Pdvsa) corre el riesgo de perder al principal destino de sus exportaciones debido a la reducción de compras de crudo y el incremento de producción estadunidense, advirtió hoy el economista José Toro Hardy.
 
 
El exdirectivo de la petrolera estatal, agregó que "el mercado petrolero mundial amenaza con cambios radicales en el corto plazo y la industria petrolera venezolana no está preparada para asumirlos".
 
 
Toro Hardy añadió que las propuestas que en materia petrolera fueran presentadas recientemente al electorado, omitieron referirse a los riesgos que corre Pdvsa, si Estados Unidos y su principal vendedor de crudo, Canadá, continúan elevando su producción petrolera.
 
 
"Ello es muy grave ya que Venezuela no puede darse el lujo de perder este mercado, pues es el que le suministra las divisas que permiten al gobierno mantener el nivel de compromisos y el abastecimiento de alimentos a través de una economía de puertos", observó el analista.
 
 
Resaltó también que las arenas bituminosas y el petróleo en esquitos de Norteamérica siguen impulsando el crecimiento sin precedentes en la producción de los países ajenos a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).
 
 
"Cada mes se registran más récord de producción y crecimiento, por lo que dicha realidad no puede ser ignorada por los países productores de crudo, entre estos Venezuela, cuya economía depende casi exclusivamente de este recurso no renovable", argumentó.
 
 
Señaló Toro Hardy que entre 2010 y 2012 el volumen de crudo estadunidense creció más de 1.4 millones de barriles por el desarrollo del 'shale oil' o petróleo en esquitos, especialmente en los estados de Dakota del Norte, Colorado y Montana.
 
 
Agregó que también un nuevo impulso en aguas profundas del Golfo de México, hizo que al cierre del año pasado Estados Unidos esté produciendo 7 millones de barriles diarios, un repunte de 25% con respecto a lo que extraía hace 2 años".
 
 
Estados Unidos ha aprovechado los desarrollos que adelanta su vecino Canadá para comprarle parte de su producción, en vez de optar por otro país, por lo que el comercio bilateral podría aumentar si finalmente se logra la construcción del oleoducto Keystone.
 
 
Sin embargo, las autoridades de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), incluidas las venezolanas, han minimizado el efecto del 'shale oil' de Estados Unidos sobre la producción y la demanda mundial de petróleo.
 
 
"No estoy preocupado en absoluto, son sólo proyecciones", ha dicho al respecto el ministro venezolano de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez.