Economía

Venezuela busca a
Arabia Saudita para recuperar precios del crudo

El gobierno de Venezuela indicó que en la reunión entre el presidente Nicolás Maduro y el heredero saudita, se acordó trabajar para recuperar tanto el mercado como los precios del petróleo.
Reuters
11 enero 2015 19:5 Última actualización 11 enero 2015 19:9
Venezuela

El príncipe Salman de Arabia Saudita recibió al presidente venezolano Nicolás Maduro. (Reuters)

RIAD/CARACAS.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se reunió hoy en Riad con el príncipe heredero de Arabia Saudita como parte de una visita a sus aliados de la OPEP en busca de apoyo para apuntalar los precios del petróleo, cuyo desplome ha complicado a la economía de la nación sudamericana.

Los precios del crudo esta semana cedieron a un nuevo mínimo por debajo de los 50 dólares el barril, un grave dolor de cabeza para Venezuela, que depende de las exportaciones de crudo.

Según el gobierno venezolano, en la reunión entre los líderes saudí y venezolano "se acordó trabajar para recuperar el mercado y los precios del petróleo con políticas de Estado entre las dos potencias energéticas".

Sin embargo, no se dieron a conocer detalles sobre medidas específicas y un reporte sobre el encuentro de la agencia oficial de noticias saudí no confirmó el acuerdo.


La delegación saudí en la reunión incluyó al príncipe heredero Salman, al ministro del Petróleo, Ali al-Naimi, y a varios miembros de la realeza, incluyendo al príncipe Muqrin Bin Abdulaziz, segundo en la línea de sucesión al trono, y el jefe de inteligencia, el príncipe Khaled bin Bandar, según la agencia de noticias.

El príncipe heredero representó a su padre, el Rey Abdullah, que está hospitalizado.

Pero no había señales de que el mayor exportador mundial de petróleo fuera a tomar acciones para frenar la caída de más del 50 por ciento en los precios del crudo en el mercado global.

Pese a la preocupación de Venezuela y de otros miembros de la OPEP, como Irán, los delegados del grupo dijeron hace poco que mantendrán su decisión de no reducir la cuota de producción por ahora, a fin de defender su participación de mercado y dejar que los menores precios reduzcan el bombeo de rivales como Canadá y Estados Unidos, que vive un auge del esquisto.

El pasado sábado, Irán prometió ayudar a Venezuela a frenar el derrumbe del mercado del crudo. El próximo destino de Maduro será Qatar, seguido por una visita a Argelia.

La economía venezolana se contrajo en los primeros tres trimestres del 2014 y sus reservas internacionales se han deteriorado ante la caída del crudo a casi la mitad del valor de junio del 2014.

El declive ha generado preocupaciones de que Venezuela pueda incumplir con el pago de sus bonos, lo que en cambio ha impulsado los rendimientos de su deuda al nivel más alto para una economía emergente. Maduro ha negado que su país vaya a caer en una cesación de pagos.

En la última reunión de la OPEP el 27 de noviembre, Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo, bloqueó los llamados de los miembros más pobres del grupo a reducir la producción para detener la caída del crudo.

Venezuela dijo el mes pasado que estaba considerando respaldar los llamados a una reunión de emergencia de la OPEP dependiendo de cómo se comporten los precios del petróleo en el primer trimestre del 2015.