Economía

Ven oportunidades de negocios en gas natural comprimido

El abastecimiento de clientes de bajo y mediano consumo ayudará a que los ingresos de Grupo Perc Energéticos para 2016 aumenten hasta en un 11o por ciento, para lo cual la compañía implementará una estrategia más agresiva.
Valente Villamil
07 febrero 2016 23:6 Última actualización 08 febrero 2016 5:5
valerio

Grupo Perc Energéticos espera un crecimiento de cerca de 110 por ciento para 2016, afirmó Tony Valerio, gerente comercial de GNC. (Edgar López)

De la mano de los clientes industriales de bajo y mediano consumo, la empresa Gas Natural Comprimido (GNC), que es parte de Grupo Perc Energéticos, apunta alto a sus proyecciones de ingresos para 2016, al anticipar que incrementarán en hasta 110 por ciento sus ingresos, aprovechando la oportunidad de negocios que ven en entidades donde no hay suficientes gasoductos para transportar el energético.

“El año pasado tuvimos un incremento de aproximadamente el 47 por ciento y este año, según nuestra proyección, esperamos un crecimiento de cerca de 110 por ciento, principalmente, por el abastecimiento de clientes de bajo y mediano consumo”, dijo Tony Valerio, gerente comercial de GNC en entrevista con El Financiero.

Su estrategia para lograr la meta este año será más agresiva e incluirá a clientes industriales que requieran abasto de gas natural, pero que actualmente no tengan acceso por falta de gasoductos.
Perc podrá abastecerlos, gracias a que su tecnología les permite transportar el energético a las empresas por medio de trailers especializados.

gas_comprimido_web_01

Actualmente Grupo Perc abastece de gas natural comprimido a unas 15 empresas de gran tamaño como Coca Cola Femsa, Grupo Cuervo y el Parque Industrial Platah en Hidalgo, entre otros, pero ahora irán precisamente por los consumidores medios y bajos, que requieren entre 30 mil y 150 mil metros cúbicos de gas natural al mes, que es donde se encuentra entre el 70 y el 80 por ciento del mercado potencial al que quieren llegar.

La operación de GNC, que se enfoca en el centro del país, comienza cuando se toma gas natural del ducto de Pemex, se comprime hasta 250 veces para introducirlo en un camión cisterna especializado con capacidad para transportar 40 pies y termina cuando el combustible se descomprime en un depósito instalado por GNC en la fábrica del cliente.

Si bien Valerio reconoció que el gas natural por ducto es más barato que el comprimido, también recordó que el área de oportunidad que buscan aprovechar es el hecho de que la inversión para instalar un gasoducto es caro pues puede llegar a costar hasta un millón de pesos por kilómetro de ducto.

“Es más caro el gas natural comprimido, en cerca de un 15 o 20 por ciento; sin embargo, las ventajas que las empresas han visto es que no tardan años (en usar el combustible, cuando no hay ductos cerca). Si un empresario quisiera hoy contratarnos en mes y medio le puedo suministrar gas”, dijo.

Actualmente México cuenta con 12 mil 678 kilómetros de ductos, de los cuales nueve mil 37 son utilizados para transportar gas natural; Ante el eventual aumento de infraestructura y desarrollo que pudieran generarse por la llegada del Acuerdo de de Asociación Transpacífico (TPP) y un sector energético abierto, GNC sabe que si los gasoductos comienzan a incrementarse, una de sus principales ventajas competitivas se puede llegar a perder.

Por eso, GNC ofrece a sus clientes comprarles el equipo de descompresión y almacenamiento de gas en caso de que en un futuro estos decidan conectarse a un gasoducto.

Sin embargo, no todo está en el sector industrial, la empresa planea extenderse en el suministro de gas natural vehícular para tractocamiones.

Para cubrir este nuevo mercado planean utilizar la red de estaciones de combustible que Grupo Perc tiene por el país, con cerca de 100 gasolineras, sin embargo, el gerente comercial de GNC reconoció que todo estará definido hasta mayo, cuando esperan iniciar con esta nueva etapa.