Economía

Ven concentración de comercio de commodities alimenticios para 2025

Nueva Zelanda, Tailandia, Australia y  Brasil son algunos de los países que para 2025 podrían concentrar cerca del 70 por ciento del comercio internacional de commodities alimenticios como maíz, soya, leche y carne.
Valente Villamil
03 julio 2016 20:46 Última actualización 04 julio 2016 8:10
soya

Para 2025, se estima que Brasil estará exportando cerca de 40 por ciento de los envíos de soya a nivel mundial. (Bloomberg)

Para 2025, el 70 por ciento del comercio internacional de commodities alimenticios estará concentrado en sólo cinco países por cada commoditie, de acuerdo con el reporte Perspectivas para la Agricultura 2026-2025 presentado hoy (lunes) por la OCDE y la FAO.

Así, para el 2025 se espera que Nueva Zelanda origine más del 40 por ciento de las exportaciones de leche en polvo y mantequilla mientras que Tailandia acaparará la mayoría de las exportaciones de tubérculos y raíces, señala el estudio.

Lo mismo para Australia, que concentrará la mayoría de las exportaciones de carne de borrego, y Brasil, que estará exportando poco más del 40 por ciento de los envíos de soya de todo el mundo.

“La relevancia de pocos exportadores como proveedores de numerosos commodities implica eventuales impactos a los mercados si las exportaciones son interrumpidas ya sea por una cuestión de producción o un cambio en sus políticas”, señala el estudio.

Otros de los productos con alta concentración serán la carne de ave, el maíz blanco, los quesos y el algodón, aunque el estudio no especifica qué países serán los que controlarán el comercio de los mismos.

El estudio destaca que, debido a la depreciación del real, Brasil liderará las exportaciones de maíz blanco, quitando el primer lugar a Estados Unidos, y de carne de res, desplazando a India.

“La actual depreciación de la moneda brasileña hace más competitivas sus exportaciones”, señala el estudio.

ESTABILIZACIÓN DE PRECIOS

Otra de las conclusiones a las que llega el estudio es el hecho de que se espera que en la próxima década el precio de la mayoría de los productos alimenticios se estabilice, luego de haber registrado un periodo de 10 años en los que varios productos registraron récords en su valor.

Lo anterior debido a que se espera un crecimiento económico menor, lo que igualmente reducirá el crecimiento de la demanda global.

“Los precios de las principales cultivos, del ganado en pie y productos pesqueros cayeron en el 2015, dejando ver que la etapa de los altos costos posiblemente se termine para todos los subsectores”, se lee en el documento.

Con todo, la demanda por productos cárnicos, pescado y lácteos crecerá, lo que inducirá una demanda adicional por alimentos para animales, en particular cereales y harinas proteicas.

“El crecimiento de la población mundial, el principal motor del incremento en la demanda, está disminuyendo mientras que el incremento de los ingresos en las naciones emergentes se espera sea más débil”, explican los autores del reporte.

Sin embargo, tanto en el tema de precios como de concentración de exportaciones, el reporte advierte sobre la existencia de numerosos factores que inyectan incertidumbre en los próximos años como el precio del petróleo, el cambio climático y el crecimiento económico.

“Si las variaciones históricas en estos factores continúa, hay una fuerte probabilidad de que se registre al menos una oscilación de precios severa en los próximos 10 años”, dice el estudio.