Economía

Va reforma por crecimiento y equidad

10 febrero 2014 4:15 Última actualización 09 septiembre 2013 5:54

[Propone más impuestos a los mayores ingresos, y beneficios sociales / Cuartoscuro] 


 
 
 
Marcela Ojeda / Eduardo Ortega
 
 
El gobierno federal incurrirá en un déficit fiscal entre 2013 y 2016, como medida de estímulo contracíclico para estimular a la debilitada economía del país.
 
 
La propuesta de Reforma Hacendaria que el Ejecutivo presentó ayer al Congreso, no sólo se ajustó al entorno económico prevaleciente, sino que estuvo acompañada de un Programa de Aceleración del Crecimiento Económico.
 
 
El programa propone un déficit en las finanzas públicas de 65 mil 250.30 millones de pesos para este año, equivalente a 0.4% del Producto Interno Bruto (PIB) de México.
 
 
Con esta medida se pretende evitar que la caída en los ingresos del sector público, por un menor dinamismo en la economía, afecten el gasto, los niveles de inversión y los programas de gobierno aprobados para este año.
 
 
El paquete económico propone un déficit de 1.5% del PIB para 2014, a fin de estimular decididamente la economía. La cifra se reducirá a 1% en 2015, a 0.5% en 2016 y alcanzaría el equilibrio fiscal en 2017.
 
 
La iniciativa de Reforma Hacendaria que presentó el gobierno no contempla cambios en el régimen actual del Impuesto al Valor Agregado (IVA), pero pide eliminar el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) y el Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE), y establecer un impuesto de 10% a los ingresos de las personas físicas en la enajenación de acciones en el mercado accionario y un impuesto adicional a los dividendos que se distribuyan a las personas morales.
 
 
Se pretende eliminar tres cuartas partes de los  tratamientos preferenciales y prácticamente la mitad de los regímenes especiales, para sólo mantener “los que representan amplios beneficios sociales y los de probada eficacia para apoyar el crecimiento económico”, además de reducir el desliz en el precio de las gasolinas.
 
 
“Con la propuesta de Reforma Hacendaria se acabarán los privilegios que no tienen justificación ni razón de ser”, subrayó el Presidente Enrique Peña Nieto.
 
 
De esta forma, el IVA se mantendrá en una tasa de 16 por ciento incluyendo zonas fronterizas, no se gravarán los alimentos ni medicinas y seguirían exentos los pagos de servicios médicos, transporte urbano, libros y revistas. La propuesta también incluye eliminar el régimen de Consolidación Fiscal, “a fin de todos los contribuyentes, sin excepciones ni ventajas para nadie, aportemos al país en la medida de nuestras posibilidades”, agregó.
 
 
Por otra parte enfatizó que la Reforma Hacendaria simplifica y facilita el pago de impuestos, ya que en materia de Impuesto Sobre la Renta (ISR) propone una nueva Ley, “mucho más sencilla, corta y clara”, dado que propone que el número de artículos disminuya de 295 a 186.
 
 
El presidente Enrique Peña Nieto aseveró que la reforma hacendaria es una reforma social, que plantea modificar los Artículos 4° y 123° de la Constitución, para incluir el derecho a una pensión universal y seguro de desempleo para los trabajadores formales.
 
 
El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, informó que el gobierno de la República envió a la Cámara de Diputados 11 decretos que conforman la reforma hacendaria y de seguridad social.
 
 
 


 
 
 

 
Ve los principales aspectos del discurso de Peña Nieto.