Economía
entrevista
Guillermo Hopkins Gámez, Director general de la Casa de Moneda de México

La Casa de Moneda no sólo hace monedas

Uno de los planes de la Casa de Moneda de México es utilizar
las plataformas de eBay y Pay Pal para comercializar monedas religiosas y medallas conmemorativas, productos que también fabrica, indicó Guillermo Hopkins Gámez, director general de la institución.
Marcela Ojeda
03 julio 2014 22:25 Última actualización 04 julio 2014 5:0
Casa de Moneda

Casa de Moneda de México usará internet para vender monedas y medallas, señaló Guillermo Hopkins. (Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO.- La Casa de Moneda de México no sólo acuña dinero metálico de curso legal bajo estrictas órdenes del Banco de México (Banxico) y piezas conmemorativas. También elabora joyería y monedas como arras y bolos, en algunos casos solicitadas por particulares.

Así lo explica en entrevista con EL FINANCIERO, Guillermo Hopkins Gámez, director general de esa institución que el 11 de mayo de 2015 cumplirá 480 años, productora de las 30 mil millones de monedas de las distintas denominaciones que circulan en el país y, anualmente de 800 mil onzas de plata y 120 mil de oro y que implementará estrategias agresivas para difundir los productos.

___¿Cuáles son los productos de la Casa de Moneda que más demanda la población?
___En curso legal, la de mayor demanda y que más circula es la moneda de un peso. Antes era la de 10 centavos, que cada vez circula menos y su lugar lo está ganando la de 50 centavos. Entre las monedas de mayor valor que son más apreciadas por el público está primero la onza Libertad, de plata, y después el centenario de oro.

En medallas conmemorativas es muy demandada la marca Casa de Moneda, por ejemplo para el Día del Maestro. Los gobiernos estatales y las empresas mandan acuñar monedas. Los primeros para celebrar la fundación de sus estados o ciudades, y las segundas, para entregarlas a sus empleados con determinados años de antigüedad.

___¿Y en joyería, la mayor demanda sería la de arras y bolos?
___Así es, y también de monedas religiosas. Hicimos una medalla del Chavo del Ocho que se va a vender mucho en América del Sur, pero el área de mercadotecnia de la Casa de Moneda ha estado analizando qué mercancía podría tener mayor demanda. Con base en los resultados, en julio o agosto lanzaremos una campaña muy agresiva y bien focalizada.

El sábado previo a la canonización del Papa Juan Pablo II emitimos 2 mil monedas alusivas, con la imagen de la Virgen de Guadalupe en el reverso. El estudio de mercado arroja que las figuras religiosas más veneradas por los mexicanos son la Virgen de Guadalupe y San Judas Tadeo.

Estamos a punto de lanzar al mercado una medalla con ambas imágenes, mediante una campaña que obedecerá a la nueva línea de comercialización de por un lado reducción de costos y por el otro aumento de ventas.

Se profundizará en la venta por internet mediante empresas como eBay y Pay Pal y en la venta masiva por televisión, con firmas que todavía no le puedo dar los nombres. (Se trata de programas del tipo CV Directo y Mejor Compra TV).

__¿Qué impacto tiene sobre los costos de producción de la Casa de Moneda de México, un alza en el precio de metales como el oro?
__Repercute en tanto que nos cuesta más producir, pero también vale más. Cuando el oro sube hay una apreciación, hay una venta de moneda, de más centenarios. La que se hizo del bicentenario, de un kilo, se vendió mucho. Ahorita vale 751 mil 383 pesos, y el Calendario Azteca de un kilo de plata cuesta 16 mil 864 pesos.

__¿Qué planes tiene Casa de Moneda para que el público en general conozca y adquiera sus productos?
__Vamos a tratar de difundir más nuestra labor en ese aspecto, a partir de que tengamos un análisis de mercado muy determinado y una campaña muy bien cimentada, con base en análisis de grupos focales, no de ocurrencias. Se fundamentará en un análisis profesional, de gente que sabe del tema, y en julio o agosto lanzaremos esa campaña muy agresiva. Mi meta es que para el informe de gobierno ya se esté difundiendo.

Por ahora las personas pueden visitar nuestros productos en la dirección electrónica http://www.cmm.gob.mx/, donde a la fecha contamos con 264 monedas distintas, con precios desde los 42 pesos.

___Si un particular quisiera mandar a hacer una moneda ¿qué costo tendría?
___Depende de las dimensiones, el diseño y de qué material quiera: plata, oro, alpaca, acero.

No podríamos prestarnos a fundir piezas porque somos una entidad totalmente certificada; tenemos garantía en la pureza que estamos dando.

Se profundizará en la venta por internet mediante empresas como eBay y Pay Pal

Todas las notas ECONOMÍA
Cámaras de comercio piden no hacer 'compras de pánico'
Valor de manufacturas aumenta 16% en el Bajío
Los estados petroleros agregan más pobres al país
MAM confirma daño en al menos 29 edificios en la CDMX
Gobierno heredará las finanzas públicas más sanas en la historia: Meade
Reservas internacionales registran la mayor pérdida en 7 semanas
Red eléctrica de Oaxaca estaría 100% restablecida el 25 de septiembre: Sener
Positivas expectativas sobre pedidos manufactureros en Bajío
Sector manufacturero mantiene crecimiento en julio
Proteccionismo y corrupción, un riesgo para la economía: Fitch
La Fed reducirá su hoja de balance... ¿whaaaaaaaaat?
Precios de importaciones EU repuntan a máximos de 7 meses
Inicios construcciones de casas en EU caen por segundo mes en agosto
Déficit de cuenta corriente de EU se amplía abruptamente en 2T17
Refieren riesgos para economía ante volatilidad y por el TLCAN
Jóvenes temen perder las hamburguesas sin TLCAN
La CFE destinaría más de 200 mdp para nueva planta nucleoeléctrica en Veracruz
TLCAN: obstáculos en 12 temas, avances en 7
Bancos podrían operar con bitcoins
Red de transmisión eléctrica requiere 205 mil mdp al año: Sener
Economías del Bajío ¿Cómo vamos? (II)
Meade: trabajamos el estado de derecho como reforma estructural
¿Miedo a un fraude con tu tarjeta? HSBC quiere ayudarte con esta app
Publican convocatoria para licitación de Nobilis-Maximino
Ley Fintech de México abarcaría desde bitcoin al crowdfunding