Economía

Urgen al mundo medidas fiscales, estructurales y monetarias

Los riesgos a la baja de la economía mundial aumentan por factores como la baja de los precios del petróleo; sin embargo Christine Lagarde, directora gerente del FMI, advirtió que aún puede recuperar su vigor con políticas más rápidas y profundas.
Leticia Hernández
14 abril 2016 23:16 Última actualización 15 abril 2016 5:5
lagarde

Las reformas estructurales no pueden actuar por sí mismas, requieren apoyo de políticas fiscales más positivas, afirmó la directora gerente del FMI. (Bloomberg)

La Agenda de Política Mundial del Fondo Monetario Internacional (FMI) tiene un enfoque en impulsar el crecimiento y la estabilidad a partir de un enfoque tripartita en donde actúan de forma integral tres elementos clave: las reformas estructurales, políticas fiscales positivas en función del crecimiento y la política monetaria que continúe estimulando la demanda.

Durante la conferencia de prensa, Christine Lagarde, directora gerente del FMI expuso “Hay cierta luz del sol en la economía mundial con señales de crecimiento en algunas economías, pero hay otras economías en donde “hace frío”.

El mensaje es claro: los riesgos a la baja de la economía mundial están aumentando con balanzas débiles en muchos países, disminución de los precios del petróleo, alta deuda empresarial y altos efectos de contagio. Estamos en situación de alerta pero no de alarma, porque la economía mundial puede recuperar su vigor pero las políticas adoptadas deben ser más rápidas y profundas con un enfoque de tres puntas”.

FOCOS
Deterioro. Las perspectivas de la economía mundial se han debilitado aún más y el crecimiento ha sido lento por un largo periodo.

Más riesgos. Para el FMI, los riesgos para la actividad global han aumentado y la recuperación sostenida podría no darse.

Tras reiterar que el FMI proyecta que la economía mundial registre un crecimiento de 3.2 por ciento en este año, explicó que las reformas estructurales no pueden actuar por sí mismas, requieren apoyo de políticas fiscales más positivas en función del crecimiento incluida una mayor inversión en infraestructura en aquellos países en donde haya un margen de maniobra en su situación fiscal.

El tercer complemento de este enfoque es la política monetaria acomodaticia que continúe estimulando la demanda. “Las tasas de interés negativas que ya se observan en algunos países por ahora contribuyen a una situación positiva pero la política monetaria no puede actuar sola y necesita políticas fiscales. Con una combinación correcta de políticas y enfoque de tres puntos ayudará a generar un crecimiento sostenible”, apuntó.

G-24: MÁS CRÉDITO A INFRAESTRUCTURA

El G24 continuará fortaleciendo sus reformas estructurales y fiscales y sus sistemas financieros basados en las prioridades específicas de cada país, para diversificar sus economías y mejorar las perspectivas de crecimiento, promover el empleo, la competencia y la productividad, pero hizo un llamado a los bancos multilaterales de desarrollo para que eleven el apoyo financiero a los países miembros.

“Pedimos que los bancos multilaterales de desarrollo que cuenten con recursos para apoyar a los países miembros en proyectos de infraestructura como vía para el crecimiento sostenido”, dijo Mauricio Cárdenas, ministro de Finanzas y Crédito Público de Colombia y presidente del G-24 en conferencia de prensa.