Economía

Uno por ciento de los estadounidenses mejorarían con plan fiscal

El plan tributario propuesto por Donald Trump reduciría los ingresos federales 7.8 billones de dólares en una década y beneficiarían principalmente a las personas de mayores ingresos, asegura estudio.
Bloomberg
13 julio 2017 1:9 Última actualización 13 julio 2017 5:5
Dólares.

Dólares.

Los recortes de impuestos en Estados Unidos, propuestos por el presidente Donald Trump, reducirían los ingresos federales en 7.8 billones de dólares en una década y beneficiarían principalmente a las personas de mayores ingresos, según un nuevo estudio publicado por el Tax Policy Center.

Cerca del 40 por ciento del recorte de impuestos sería para el uno por ciento de los asalariados, que verían una ganancia promedio, después de impuestos, de 17.8 por ciento.

Por el contrario, medio quinto de los estadounidenses vería una ganancia promedio de 3.3 por ciento, según el estudio.

Cuando se consideran las recaudaciones de ingresos sugeridas como la conclusión de las deducciones más detalladas y las exenciones personales, la pérdida de ingresos de 10 años, bajo el plan tributario de Trump, sería de 3.5 billones de dólares, según el estudio.

Las ganancias del uno por ciento serían de 11.5 por ciento, mientras que las ganancias de las personas de ingresos medios serían de 1.3 por ciento, dice el informe.

El estudio, que evaluó la propuesta publicada por la Casa Blanca el 26 de abril, da una visión de los obstáculos políticos que enfrenta la propuesta de Trump de llevar a cabo el mayor recorte de impuestos en la historia de EU. Demuestra que, aunque logre todos los ingresos recaudantes que pide, se añadirían billones al déficit, además de enfrentar las críticas en el sentido de que es un regalo para los que más tienen.

La propuesta de Trump crearía una tasa impositiva de 15 por ciento para negocios de todo tipo, que está por debajo de las tasas actuales que pueden llegar a 35 por ciento.

También modificaría las siete tasas de impuestos individuales a solo tres, reduciendo la tasa máxima a 35 por ciento desde el 39.6 por ciento actual.