Economía

Una auditoría relevante al Banco de México

12 febrero 2014 4:29 Última actualización 03 junio 2013 8:5

[Cuartoscuro]  Las reservas internacionales de México están financiando al gobierno y bancos de EU. 


 
Dolores Padierna*

México es un país donde llegan importantes flujos de capital de otras naciones todos los días porque aquí imperan tasas de interés muy atractivas para capitales de alta volatilidad principalmente de Estados Unidos, que ha adoptado la política de mantener muy bajas sus tasas de interés lo cual ha propiciado un enorme flujo de capitales especulativos a nuestro país.
 
Hasta 2009 había acumulados 269,133 millones de dólares (mdd); de 2010 a 2012 entraron 158,187 mdd más de inversiones en cartera, lo que da un total de 427,320 mdd de pasivos que tiene nuestro país con el extranjero.

Este enorme flujo de capitales 'golondrinos' ha propiciado la acumulación de reservas internacionales, que a marzo de 2013 sumaban 167,497 mdd y presiones sobre nuestro tipo de cambio, mismo que se apreció en 3% a esa misma fecha.
 
La apreciación del tipo de cambio tiene efectos aparentemente positivos en el costo de nuestras importaciones, pero tienen un efecto muy negativo en nuestras exportaciones. Adicionalmente, como las reservas internacionales son insuficientes para respaldar la entrada de capitales especulativos, el Banco de México ha tenido que contratar un crédito contingente de más de 70,000 mdd que usaría en caso de una fuga de capitales.

El riesgo de una salida abrupta de capitales ha sido reconocida por el propio gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, y a pesar de ello no ha corregido las observaciones hechas a Banxico por la Auditoría Superior de la Federación en la Cuenta Pública 2011 al manejo de las reservas internacionales.
 
De acuerdo con esa revisión, las reservas al 31 de diciembre fueron de 142,475.5 mdd y dichas reservas internacionales de México se ubicaron en Estados Unidos. El Banxico las sacó del país, colocó 137,123.9 mdd, 91.9% de dichas reservas en la Reserva Federal de Estados Unidos, donde además los rendimientos son menores, existiendo una enorme perdida para México y dada la incertidumbre económica que prevalece a nivel internacional, el carry trade negativo de las reservas internacionales manejadas por Banxico es mayor.


Ello es sumamente grave porque coloca a nuestro país en total indefensión ante una fuga de capitales, pero también indica que las reservas internacionales de México están financiando al gobierno y a los bancos de Estados Unidos y no a la economía mexicana. Significa también que la riqueza generada por las y los trabajadores mexicanos, por las empresas mexicanas se está utilizando para rescatar al país norteamericano; que México, un país con tantas necesidades y rezagos esta financiando el desarrollo de la potencia extranjera y subsidiando sus bajas tasas de interés.


La crisis de 2008-2009 fue generada y propiciada en EUA y por la enorme dependencia de nuestra economía con respecto a aquel país, la crisis repercutió en México de manera muy significativa; de acuerdo con la Cepal, fue el país de América Latina cuya economía cayó en mayores proporciones y la última en recuperarse, sin embargo, en vez de utilizar nuestras reservas internacionales para rescatar a México de la crisis, se optó por ayudar a Estados Unidos a salir de ella.

Cuando se afirma que pronto la economía de Estados Unidos comenzará a recuperarse, es una afirmación que carece de sustento; el propio Fondo Monetario Internacional estima que esa economía tan solo crecerá 1.9% en 2013, cifra menor a 2.2% que creció en 2012.
 
Pero otros países avanzados están requiriendo recursos financieros, es el caso de Irlanda que al cierre de 2012 tuvo un índice de deuda de 103%; el de Francia fue de 83.7%, el de España de 78.6%, etc. Los países avanzados están duplicando los tamaños de sus deudas como porcentajes del PIB.
 
Ello puede incidir en una reversión de capitales de México hacia Europa y Estados Unidos. Una reversión implicaría una depreciación cambiaria o devaluación del peso, presionaría a la alza las tasas de interés, lo cual encarece el financiamiento. La incertidumbre económica global coloca a México ante el riesgo de otro colapso.
 
Por eso es tan importante tener reservas internacionales como 'colchón', como capital que proteja a nuestra economía ante una fuga de capitales. Pero nuestras reservas no están aquí, las tiene la Reserva Federal de Estados Unidos y los bancos de esa nación, México se encuentra en total desprotección ante una posible salida de capitales.
 
Debe ponerse un alto al capital especulativo de alto riesgo, deben regresar nuestras reservas internacionales a México y servir al desarrollo del país, revertiese las asimetrías en las tasas de interés entre el vecino país y el nuestro, establecerse una tributación a los capitales golondrinos, pero sobre todo, debe regularse al Banco de México para que sirva a México y no actúe como dependiente de la Reserva Federal de Estados Unidos.
 
*Senadora de la República.