Economía

Un año de caída en el superávit comercial México-EU

10 febrero 2014 5:8 Última actualización 04 julio 2013 5:32

[Bloomberg]


 
 
Esteban Rojas H
 
México acumuló en mayo un año de descensos en el saldo de su superávit comercial con Estados Unidos, un comportamiento semejante no se observaba desde la crisis inmobiliaria en la Unión Americana, hace 5 años.
 
En mayo el saldo superavitario de México frente a Estados Unidos fue de 5 mil 300.1 millones de dólares, 16.5% menos frente al mismo mes del año pasado.
 
En términos acumulados, el saldo a favor de México fue de 22 mil 851.2 millones de dólares, lo que representó una contracción del 18.4% en relación con el mismo periodo de 2012.
 
Además, nuestro país pasó a ser el tercer socio comercial de Estados Unidos durante mayo, pues fue desplazado nuevamente por China.
 
México se había colocado en marzo y abril como el segundo socio comercial de Estados Unidos, ya que participó con el 13 y el 13.8% respectivamente del comercio exterior estadounidense, sólo debajo de Canadá. Sin embargo, en mayo China tuvo una presencia del 13.8 y México con el 13.3%, quedando en tercer lugar, Canadá representó el 16.6%.
 
El comportamiento del comercio internacional de nuestro país implicará posiblemente una contribución negativa al crecimiento económico durante el presente año.
 
Las ventas de México a los Estados Unidos bajaron 1.1% de manera acumulada de enero a mayo de 2013, en buena parte por el lento desempeño de la economía estadounidense, a lo que se pudo haber sumado el efecto de la apreciación del peso en dicho periodo.
 
Una forma de contrarrestar la debilidad de las ventas al exterior, es llevar a cabo una política deliberada de diversificación, la cual parece estar ausente. En la actualidad, cerca del 80% de las exportaciones son a los Estados Unidos. Ello convierte a nuestro país en uno de los más importantes de América Latina con la mayor dependencia de un solo mercado.
 

Por el lado de las importaciones provenientes de los Estados Unidos, se observó un incremento del 4.3% de enero a mayo de 2013, aunque con una tendencia también a la desaceleración. Esto puede ser una señal del bajo dinamismo prevaleciente en el mercado interno de nuestro país.